La cara y cruz de invertir en bitcoin

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Por Pablo Gil – Jefe de Estrategia de XTB

Desde hace unos meses, Bitcoin ha vuelto a llenar titulares informativos al calor de la espectacular revalorización que ha experimentado su precio. Sin lugar a duda hablamos de un activo con unas características únicas, tanto por su volatilidad como por el hecho de no estar regulado.

Hablamos de un activo que muchos consideran equivalente al dinero fiduciario, aunque todavía no está extendido su aceptación de forma global. Otra característica de las criptomonedas es que al estar al margen del sistema llevan consigo un aura de poca transparencia, y los reguladores tienden a decir que representan una tentación para el dinero “opaco”.

revalorización del bitcoin

Sea como fuere, lo cierto es que desde hace un tiempo bitcoin está en boca de todos, y algunas empresas emblemáticas como Tesla, MasterCard o Banco Melon (el más antiguo de Estados unidos) se rinden a la evidencia de que los activos digitales se están convirtiendo en parte del mundo tradicional y comienzan a aceptar su uso como algo necesario e inevitable.

Cuando hablamos del sentido en sí mismo de este tipo de activos no podemos hacerlo sin mencionar a los Bancos Centrales, que deciden cuánto dinero “fiat” debe haber en circulación.

Una de las funciones de estas instituciones es controlar la M1, M2 y M3 o dicho de otra manera la cantidad de dólares, euros, libras, yenes, yuanes… que debe existir en el sistema financiero. El problema es que desde hace dos décadas los Bancos Centrales no han hecho sino aumentar el dinero en circulación hasta una cota inimaginable, a fin de financiar el endeudamiento crónico en el que nos encontramos a nivel de Gobiernos, empresas y ciudadanos.

Pero tal y como explica la ley de la oferta y la demanda, a mayor oferta de un producto menor es su valor. Dicho de otro modo, la capacidad adquisitiva de las monedas “fiat” que usamos desde hace siglos cada vez es más bajo, es decir, nuestro dinero se deprecia.

inversiones en bitcoin

Pero mucha gente se preguntará contra quién se deprecia el euro o el dólar, por ejemplo. No se deprecian entre ellos sino contra otros activos que históricamente han servido como “dinero”, como es el oro, y ahora también contra las criptodivisas como Bitcoin o Ethereum.

Podríamos decir que mientras la solución a todos nuestros problemas económicos pase por inundar de nuevo dinero “fiat” la economía y promover un endeudamiento sin límite, las criptomonedas tendrán un respaldo cada vez mayor.

Invertir en bitcoin, ¿posible regulación?

Como es lógico, el mayor riesgo para este tipo de activo es que se conviertan en un activo tan importante, que ponga en peligro el control del sistema dominado por Gobiernos y Bancos Centrales. Llegados a ese punto, será solo cuestión de tiempo que se intente regular esta industria, y si bien no está claro cómo podría hacerse, bastará la intención para reducir su atractivo y por tanto su valoración.

Por otro lado, la opacidad en torno a este nuevo activo financiero hace que el proceso de contratación, mantenimiento y custodia no sea tan abierto y flexible como ocurre con el resto de los productos financieros, y eso para muchos es de por si un inconveniente suficiente como para alejarlos de esta potencial inversión.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!