EE.UU. acelera y Europa se retrasa en el PIB

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Por – Carlos Balado, profesor de OBS Business School y director de Eurocofin

Los datos de movilidad, empleo y consumo retrocedieron en enero, febrero y marzo en Europa por los rebotes del virus y las medidas para contenerlo. Esto ha provocado un descenso del PIB del 0,6% en el primer trimestre del año, algo menos que el registrado en el último trimestre del pasado (0,7%). En el caso de España, mientras que en marzo la movilidad, empleo y consumo mejoraron tras un levantamiento de las restricciones en las comunidades, el PIB entre enero y marzo se situó en el 0,5%, ligeramente inferior a lo esperado por el Banco de España (0,4%).

 

Previsión del PIB en Europa

 

A pesar de este mal comienzo de año, la expectativa es que el PIB de la Eurozona crezca al 4% (desde el 3,5) debido al aumento del comercio, en aproximadamente un 15% anual, así como a los avances en las campañas de vacunación. Se anticipa el repunte de la actividad económica mundial durante los meses de verano y se prevé una mejora del PIB en los próximos trimestres debida a tres factores: el aumento de la capacidad de los hogares y las empresas para vivir con el coronavirus, la reapertura de la economía y la solidez de la industria manufacturera a corto plazo impulsada por los cambios en el consumo que la pandemia ha limitado.

 

Para 2022 se espera que el PIB alcance el 4,3% en lugar del 4,4%, de forma que podrá encontrar su nivel prepandémico en la primavera de ese año.

 

De todos modos, no se debe olvidar que la situación sigue siendo frágil. Un mayor avance de las vacunas y los tratamientos y un refuerzo de las políticas de apoyo podrían mejorar los resultados. Pero una distribución lenta de las vacunas, mutaciones del virus y la retirada prematura de las políticas de respaldo podrían empeorarlos. Por otro lado, un endurecimiento de las condiciones financieras podría amplificar la desaceleración en un momento en que el endeudamiento público y de las empresas se encuentran en máximos históricos en todo el mundo. Y, por otra parte, el retraso en la posibilidad de empezar a gastar los fondos europeos lleva a pensar que parte de su beneficio esperado no se va a producir hasta 2022.

 

euro-dolar

El Plan Next Generation se queda corto en comparación con el Plan Biden

 

Si se compara la situación de Estados Unidos y de la Eurozona se puede ver que los planes de inversión plurianuales del presidente Biden ascienden aproximadamente 4 billones de dólares, lo que equivale al 18% de su PIB anual actual. En comparación, los 800 mil millones de euros de Next Generation EU (que son los famosos 750 mil millones de euros a precios actuales) representan aproximadamente el 5% del PIB de la UE actual.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!