El nuevo Sandbox regulatorio, adalid para la transformación de la banca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

En el mundo de la banca no se habla de otra cosa de la necesidad de su transformación para afrontar un escenario en el que la rentabilidad escasea y además, continuamente salen a la luz nuevas entidades tecnológicas que empiezan a competir seriamente con los grandes bancos.

 

 

Sin embargo, la transformación del sector puede tener un gran acelerón con el llamado Sandbox regulatorio. Mañana, día 23 de febrero, se cierra la primera ventana para que los actores del sector financiero puedan presentar proyectos al nuevo Sandbox regulatorio español.

 

¿En qué consiste el Sandbox regulatorio?

 

Este Sandbox se diseña como un nuevo entorno en el que los bancos y empresas del sector seguros puede realizar pruebas controladas de nuevos productos y así experimentar con proyectos innovadores que aún no disponen de un marco regulatorio.

 

Según fuentes del sector financiero esto es una gran noticia porque reducirá el tiempo y el coste de lanzar productos y servicios innovadores al mercado. Disponer de esta herramienta en España supone situar a España en el mapa de la innovación internacional, ya que el Sandbox puede actuar de polo de atracción para que fintechs y startups impulsen sus proyectos desde aquí.

En tercer lugar, facilitará la colaboración y la ideación entre actores financieros de distinto perfil a través de la presentación de proyectos conjuntos (bancos, aseguradoras y startups). Y, por último, será una oportunidad para alinear las prioridades del sector financiero con las del regulador.

 

La experiencia de otros países que cuentan con un Sandbox regulatorio

 

Esta serie de beneficios ya están presentes en 27 países en el mundo cuentan con un Sandbox regulatorio. Uno de ellos es Reino Unido, primer país en lanzarlo hace seis años y donde se ha hecho mayor uso del Sandbox.

 

oficinas-ING
Interior de las oficinas de ING.

 

Según los datos que ha analizado ING, puede que la deriva en Reino Unido y España sea similar tras las llegada del Sandbox a nuestro país. En las islas británicas, las fintech fueron las más activas y presentaron el 70% de los proyectos, seguidos por las insurtech con un 16% y las regtech con el 14% de los proyectos. En cuanto a las tecnologías, sobresalieron el uso de API, biometría, blockchain y Big data & analytics. Finalmente, la mayor parte de los proyectos afrontaban retos como el fraude y la vulnerabilidad.

 

Desde ING hemos tenido un papel muy activo en el impulso de esta iniciativa y hemos visto su utilidad en otros países en los que el banco está presente, como Reino Unido y Holanda. En España lo hemos incluido como una herramienta más dentro de nuestros procesos de innovación. Nuestro objetivo es que forme parte de nuestro ADN innovador y los equipos lo utilicen como palanca para impulsar nuevos productos y servicios que mejoren la vida de nuestros clientes”

Arantxa Sarasola, Directora de Innovación de ING España y Portugal

 

Según explica la directiva de ING, el proceso de trabajo va desde la fase de inspiración y descubrimiento de nuevas oportunidades de mejora, hasta el desarrollo de un prototipo que se pueda probar. “A través de sesiones abiertas para todos los empleados aseguramos que cualquier persona interesada pueda participar en el proceso, con el fin de aumentar las posibilidades de presentar proyectos a futuras ventanas del Sandbox”.

 

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!