4 pasos para ser ágiles en el cambio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Estamos en plena era de cambios. La tecnología y la salud han acelerado la velocidad de transformación en las personas y empresas. De modo que el cambio ya no se debe contemplar como una interrupción, sino más bien como un atajo de supervivencia. Es drástico, pero es así…

 

Para el vicepresidente de BTS, Miguel, estamos “en una era de evolución continua. Debido a los avances tecnológicos, las empresas necesitan desarrollar una mentalidad que adopte el cambio como parte del negocio diario. Implementar las técnicas adecuadas hace que una organización esté mejor preparada para abordar procesos de cambio y transformación”.

Miguel Sequeira, vicepresidente de BTS
Miguel Sequeira.

En este sentido, son muy palpables cambios como los menores ciclos de vida de los productos (la tecnología y su continua actualización) o la irrupción de nuevas metodologías de Experiencia de Cliente. Hay cambios de prioridades y los negocios punteros se afanan por conocer lo antes posible las necesidades de los consumidores.

 

4 claves para convertirse en una empresa veloz ante los cambios

 

Sequeira explica las cuatro claves que deben tener en cuenta para moverse con soltura en este entorno de velocidad. En resumen, el experto subraya la mentalidad, la cultura y el liderazgo:

 

  1. En primer lugar, los negocios deben establecer objetivos y resultados dinámicos. En un entorno de cambios, hay que se consciente de que los objetivos pueden verse alterados, impactando en la estrategia inicial. Esto debe cambiar desde el inicio de la planificación. Hay que prever resultados emergentes que estén lo suficientemente definidos para avanzar, pero no tan estrictos como para reducir la capacidad de liderazgo.
  2. Líderes que afronten el cambio como parte de su día a día. Como se suele decir, los que no abracen el cambio, estarán perdidos. Para el vicepresidente de BTS, “la mejor manera de crear líderes de cambio, es sumergir a los empleados en la experiencia de futuro. Los líderes deben participar en esa experiencia y luego aplicarla a través del trabajo real. Esto les muestra de primera mano, qué nuevas palancas deben accionar para alcanzar sus metas”.
  3. Una empresa con otra mentalidad. Desde un líder que asume el cambio será más fácil impregnar una nueva mentalidad en la empresa. No será fácil, ya que las personas de una organización deberán cambiar su comportamiento. El jefe deberá plantear nuevas decisiones que quizás nunca tomó anteriormente y formularse cuestiones como ‘¿cómo lo hicimos?, ¿qué no funcionó?, ¿qué podemos hacer a continuación?, ¿cómo eliminamos los obstáculos?’
  4. La construcción de una nueva cultura. Llegar a tener una nueva cultura es la meta de todos los pasos anteriores. Más allá de una aucumulación de cambios en la organización, este concepto es más transversal y comunitario en el que deben participar todos los miembros. El experto de BTS recomienda crear redes de apoyo a través de reuniones estructuradas dirigidas por líderes, en las que los equipos se centran en el mismo tema, compartiendo expectativas. Estos encuentros ayudan a los líderes del cambio a ganar la confianza y el apoyo para revisar sus operativos diarios, normas y formas de trabajar.
Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!