Cinco claves para fomentar tu Marca Personal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

¿Te estás enfocando en desarrollar tu marca personal? Es crucial tener claro que dedicarse tan solo a la creación de la identidad visual no te vale.

Podemos entender la marca personal como todo aquello que le muestras al mundo sobre ti. En todo momento estás creando marca personal, aunque sea de forma inconsciente. Y no solo la creas en el mundo físico, sino que también lo haces en el mundo online, en las redes sociales, en tu blog, en los foros, así como en cualquier otra parte.

Es el momento de empezar a desarrollar tu propia marca personal: aquí podrás encontrar algunas claves que te ayudarán a crearla o desarrollarla.

Los mejores 5 tips para fomentar tu marca personal

Céntrate en ser tú mismo/a

consejos para crear tu marca personal.

Antes de nada, párate a pensar que es lo que te hace diferente a los demás, de qué forma puedes conectar con tu entorno. Todos tenemos algo que nos hace especiales; tan sólo habrá que salir a buscarlo.

Desarrollar correctamente la marca personal es algo muy importante, ya que se relaciona con tu forma de ser, con quien eres en el punto, y es algo que notará inmediatamente tu entorno. También podrán saber cuándo eres auténtica y así conseguir conectar.

El punto de partida en el que se debe centrar el fomento de tu marca personal es encontrar aquel punto diferenciador que te hace único o única. Te ayudará a tener una clara ventaja para conectar con cualquier posible cliente.

Especialización y experiencia

Si estás empezando en tu campo, es muy posible que todavía no te hayas especializado en ninguna área en concreto y quizá no seas hacia a dónde debes extenderte. La cosa cambia si ya has estado varios años trabajando en lo mismo: así tendrás una senda clara por la que avanzar.

Quizá sea el momento de trazarse una línea de clientes fijos, o de crear programas o recursos para vender. La única forma de conseguirlo es contar con referencias que puedan respaldar aquello que quieres enseñar o hacer que conozca el usuario.

¿Pero y qué pasa si todavía no contamos con esa experiencia y/o especialización? Pues lo realmente interesante es no detenerse y seguir con tu formación. Lo que ya hayas aprendido hasta la fecha lo puedes aplicar con el cliente, pero ten en cuenta que todavía te queda mucho por saber.

También debes considerar que nunca es demasiado tarde para aprender. Utiliza los recursos que tienes ahora de la mejor forma posible, y en el futuro lo tendrás más fácil para poder alcanzar tus objetivos, o para triunfar en cualquier nuevo reto que te propongas.

Identifica a tus clientes y personas a las que quieres ayudar y conoce sus necesidades

Para crear una marca personal hay que detectar las necesidades de los clientes.

Este criterio es clave a la hora de iniciar cualquier negocio, ya sea físico, ya sea online.

Debes plantearte quienes son los clientes o las personas a las que buscas para resolver una necesidad, cuáles son sus puntos de dolor, si sabes que beneficios le puedes ofrecer, y si realmente pueden pagarte lo que tú necesitas.

Estas son algunas preguntas que te pueden ayudar con este punto:

  • ¿Qué rasgos que identifican a tu cliente potencial?
  • ¿A qué es lo que se dedica? ¿Qué hace en su tiempo libre?
  • ¿Cuáles son sus hobbies?
  • ¿Qué le gusta?
  • ¿Cuáles son sus preferencias de lectura?
  • ¿Qué música es la que más le gusta?

Cómo ya te puedes imaginar, la razón de ser de estas preguntas es determinar la manera en la que te vas a aparecer en su vida. Es una buena técnica para fomentar tu marca personal.

Crea valor

Este punto también es muy importante, pero complicado al mismo tiempo. Es crucial que busques como crear algo diferente a lo que se ofrecer en el mercado para atraer a tu cliente potencial.

No cometas el error de pensar únicamente en lo que te a ti te gusta, sino en si le va a gustar a tu buyer persona. Determina qué contenido es el que están buscando y determina sus necesidades.

Crear valor requiere de mucho estudio y especialización. Si, finalmente, crear algo que ya se ofrece en el mercado, algo que no innove frente a otras alternativas, no lograrás ningún resultado.

Encuentra tu estilo y se coherente con el mismo

Tan sólo tú conoces cual ha sido tu historia, tus valores diferenciales, como te comportas cuando no estás en Internet (es decir, tu mundo offline) y sabes cómo es ese cliente o persona con quién vas a conectar. Todas estas claves te dan información para saber cómo conectar.

Para crear una marca personal debes saber conectar con tu audiencia potencial.

Así es cuando tienes que pensar en dar forma a tu estilo: lo más recomendable es que simplemente seas tú y que te muestres lo más natural posible.

Esto no significa que no debas corregir algunos problemas en tu personalidad si no es correcta. Por ejemplo, si te cuesta ponerte en la piel de los demás, es un buen momento para practicar la empatía. Quizá te vendría bien hacer alguna formación de inteligencia emocional para conocer mejor a tu cliente.

Y, sobre todo, debes ser coherente.

Puede que hayas creado una identidad visual idílica, tengas tus redes sociales o web impecable, conozcas quien es tu cliente potencial, tengas claros tus valores, voz, entre otros criterios… pero ahora tienes que encargarte de que todo esto concuerde.

Tu forma de comportarte, de escuchar al cliente, y promulgar tus productos o servicios y todo lo que transmitas debe estar alineado con como eres en realidad, y con los valores de tu negocio.

En resumen, si quieres fomentar tu marca personal, céntrate en ser tú mismo/a y no adoptes roles extraños que te cuesten de mantener. Ten estudios o experiencia como referencia para que avalen tu profesionalidad, determina cuáles son tus valores y genera valor. Encuentra tu propia voz y asegúrate de que todo es coherente.

Ahora es el momento de salir a fomentar tu propia voz. Ten presente estas 5 claves y podrás conseguir tus objetivos, por muy complicados que te puedan parecer.


Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!