Activos intangibles, ¿qué son y cómo se clasifican?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Los activos intangibles, tal y como su propio nombre indica, hace referencia a aquellos activos que no se pueden percibir de manera física. Son inmateriales, lo que quiere decir que no se pueden medir con mecanismos físicos. Un buen ejemplo de activo intangible podría ser el valor de una marca.

En el Plan General de Contabilidad nos encontramos con una definición mucho más completa: un activo intangible es aquel que no tiene apariencia física y que no es monetario, susceptibles de valoración económica. En otras palabras, es aquel que no se puede tocar por ser inmaterial, pero al mismo tiempo si que afecta al valor de la entidad.

¿Qué requisitos debe cumplir un activo para considerarse intangible?

Comprenderemos mejor que es un activo intangible si estudiamos los requisitos que deben cumplir para serlo. Estos requisitos son descritos a través de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC).

Son normas que tienen valor dentro de la UE y que tienen validez en el mismo mercado, con el objetivo de facilitar las gestiones.

Activos-intangibles

Para conocer los requisitos que describen a los activos intangibles, tenemos que acudir a la NIC nº 38. No hace falta que la busques, ya que nosotros te describimos lo que dice.

1. Identificable

Los activos intangibles tan solo se podrán considerar como tales en el caso de que se puedan identificar y, por ello, también separar. Por decirlo de otra manera, un activo intangible tiene que poderse vender o ceder, arrendado, intercambiado u ofrecido para ser explotado. Esto se puede hacer de diferentes maneras, pero lo más común es que exista un contrato de por medio.

2. Control

Este requisito es algo más complicado de ver. Hablamos de tener el control de un activo si dominamos el poder del mismo para obtener beneficios presentes y futuros.

Este control se debe probar, y la forma más habitual de hacerlo es mediante recursos legales (cómo pueden ser contratos o patentes, así como cualquier otro recurso que se pueda presentar en un tribunal).

Si no se cuenta con dichos recursos, demostrar que se tiene el control es mucho más complicado.

Existe una cierta “excepción”: una empresa o idea de nueva constitución, que todavía no ha sido patentada, podrá ser controlada por la entidad. Lo único que tendrán que hacer es asegurarse de que nadie conoce el secreto.

3. Genera beneficios

Los activos intangibles deben generar algún tipo de beneficio, si no, no se considerarán como tales. 

BigData

Pongamos un ejemplo en este punto para comprender mejor este punto: imaginemos que invertimos en cursos de formación para nuestra empresa, con el objetivo de que nuestros empleados se reciclen.

Aunque si bien es cierto que esta acción parece que tan solo nos reporta gastos, y ningún beneficio, lo verdad es que estamos mejorando el talento de nuestra empresa, potenciando la competitividad y la rentabilidad.

Es una inversión a largo plazo, pero conseguirá beneficios económicos.

Es tan solo un ejemplo, pero hay muchos otros: podríamos estar hablando del ahorro que consigue la empresa al iniciar determinadas acciones.

¿Cómo se clasifican los activos intangibles?

Hay diferentes maneras de clasificar a los activos intangibles. Aquí vamos a centrarnos en los 5 criterios por excelencia, pero conviene tener en cuenta que hay algunos más:

Según su identidad

Una primera clasificación la tenemos en base a si el activo tiene o no identidad:

  • Los activos con identidad podrían ser las marcas o derechos de autor.
  • Los activos sin identidad podrían ser la publicidad o los gastos de empresa.

Según su tiempo de vida útil

la importancia de los activos intangibles.

Aquí tenemos otras dos clasificaciones:

  • Activos intangibles perpetuos: son activos que están presentes en el caso de que la marca se pueda renovar.
  • Activos limitados en el tiempo: lo más habitual es que este límite lo establezca un contrato, aunque existen otras fórmulas de hacerlo. Un buen ejemplo de este tipo de activo lo encontramos en una concesión.

Según su forma de incorporación

O bien se adquieren (como puede ser un intercambio) o bien se ceden y se expanden en la entidad (cómo son los gastos de operaciones).

Según si se pueden dividir

Algunos activos se pueden dividir para su venta, mientras que otros no pueden separarse.

Según el reconocimiento contable

Dependiendo de su formato de registro, podrían ser contables o no.

¿Qué ventajas aportan a las empresas?

Debido a sus características, los activos intangibles no son muy fáciles de detectar… pero vale la pena invertir tiempo y dinero en hacerlo, ya que sus beneficios son muy interesantes para la empresa. Estos son algunos de los más destacados.

perspectivas-de-negocio
  • Posibilidades de expansión: gracias a la presencia de activos intangibles se pueden abrir nuevas perspectivas de negocio. Podemos ilustrar esta ventaja con las patentes.
  • Reducción de costes e incremento de los beneficios: los recursos tangibles también podrían utilizarse para mejorar la producción. Una entidad que tenga sus procesos debidamente organizados, podrá aprovecharse de los activos intangibles para reducir el gasto en recursos, limitar el desperdicio, y elevar la productividad. 
  • Mejoran la productividad del empleadoayudan a mejorar la productividad de los trabajadores, aunque lo harán de manera indirecta. Podríamos conseguir este objetivo a través de lo que se conoce como spillover, que no es otra cosa que el contagio de información y conocimiento.
  • Nuevas formas de conseguir capital: además de las ventajas anteriores, con los activos intangibles podemos conseguir capital a través de nuevas maneras, como podría ser el caso de los royalties. Nos referimos a la cesión de derechos de uso de intangible, aunque que ocurre en el sistema de franquicias, entre otros tantos modelos.

Algunos datos que demuestran la importancia de los activos intangibles en el mundo

  • Son muy importantes en todo el planeta, pero se les tiene más en cuenta en países como EEUU o Suecia que en Europa.
  • El big data, software o I+D+i se consideran activos intangibles.
  • En la crisis de 2008 se perdió mucho dinero en activos tangibles; a día de hoy, aún no se ha recuperado. La inversión en intangibles sigue estable.
  • Para que la empresa haga una buena inversión en activos intangibles, debería apostar por un software de gestión.

Ahora ya sabes porque son tan importantes los activos intangibles.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!