Nuevos ecommerce a partir de la pandemia del coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La crisis del coronavirus ha cambiado el mundo radicalmente en unas semanas. Sin duda, uno de los sectores más afectados ha sido el del ecommerce y la mayoría de los cambios producidos son más que positivos para el sector.

El confinamiento y las limitaciones de movilidad establecidas, así como el miedo a sufrir contagios, han dado un impulso imparable al comercio electrónico. Muchas personas hemos comenzado a comprar online y, con toda probabilidad, seguiremos haciéndolo cuando concluya el estado de alarma.

De hecho, durante las primeras semanas de confinamiento, en España las ventas electrónicas aumentaron más del 50 %. En los meses sucesivos, esta tendencia se ha mantenido al alza. Vamos a analizar el escenario y la situación que nos esperan en este ámbito.

Nuevos ecommerce tras la pandemia

¿Cuáles son las principales novedades que nos encontramos en el mundo del comercio electrónico tras la crisis sanitaria del Covid-19? Fundamentalmente, que gran cantidad de nuevos usuarios de este método para comprar han descubierto, en primera persona y obligados por las circunstancias, su practicidad, fiabilidad y eficacia. En general, están encantados con el sistema.

Ese miedo atávico a lo desconocido que siempre nos frena a los seres humanos se ha visto superado. Entre un 1 y un 4 % de los ciudadanos españoles se han iniciado en las compras online en este periodo y casi una cuarta parte de la población ha aumentado sus adquisiciones digitales.

Sin embargo, los cambios que hemos experimentado no son solo cuantitativos. Lo cualitativo también está cambiando. Para empezar, podemos ver muchas tiendas y establecimientos tradicionales, por ejemplo, restaurantes, que han incorporado su tienda online y la están potenciando como canal de distribución.

La logística se ha visto reforzada y ha dado el do de pecho, por lo que muchos incrédulos se están sumando a la causa del ecommerce. Las grandes superficies, la moda, los productos estéticos y farmacéuticos, los artículos deportivos, los libros, los videojuegos, los productos para el hogar, los artículos para bebés y, por supuesto, los alimentos han sido los grandes reforzados del nuevo ebusiness.

Cifras del impacto del COVID-19 en el ecommerce 

Son muchos los sectores que han incrementado sus ventas digitales en esta etapa. Entre ellos, la moda, que ha duplicado sus indicadores y ya ronda el 20 % de sus ventas totales en España.

El gran consumo, es decir, los supermercados y grandes superficies en los que realizamos nuestras compras cotidianas, reflejan la mayor subida en ecommerce, sobre todo en las ciudades españolas más grandes, en las que del 2,5 % han pasado al 5 % de sus ventas. Teniendo en cuenta el volumen global de este ámbito, las cifras totales son sumamente significativas.

También las empresas de logística aseguran haber duplicado su volumen de actividad en unas pocas semanas, un hito sin precedentes en este sector.

En cuanto a los usuarios, alrededor de un 25 % de los españoles pasamos ahora más tiempo que antes comprando online. Estas encuestas presentan la alimentación (33 %), los productos del hogar (29 %), los artículos de higiene individual (27 %) y la ropa (19 %) como los sectores con mayores incrementos.

Sin embargo, también el entretenimiento, los artículos de belleza o el chocolate han experimentado significativos avances en número de usuarios de sus comercios online.

Los mayores incrementos de tráfico en las tiendas digitales los han protagonizado los supermercados, con un 251 % más que antes de la pandemia. La tecnología, los artículos media y las telecomunicaciones, con un 78, un 56 y un 29 %, respectivamente, serían sus perseguidores en esta clasificación.

La importancia del ecommerce en la pandemia del Covid

Planificación estratégica en ecommerce 

Ante esta realidad, con el boom presente y futuro de las ventas digitales que esbozamos, cada negocio debe definir e implementar su propia estrategia de comercio digital. En función de los sectores y, sobre todo, de las expectativas y deseos de sus públicos, deberemos definir las estrategias y los planes de acción más indicados.

En general, existen 5 tendencias que no hemos de dejar de lado:

  1. El auge del mcommerce. Las compras online por telefonía móvil no dejan de crecer y son el futuro. Las webs responsive resultan, sin duda, imprescindibles.
  2. La automatización de los procesos de marketing digital. Los datos son elocuentes: estas herramientas permiten aumentar las ventas hasta en un 10 %.
  3. Las marcas nativas digitales pisan fuerte. Su especialización y exclusividad son sus principales atributos.
  4. La variedad y amplitud de las formas de pago. Hay que facilitar las cosas al comprador, quien debe poder pagar como prefiera.
  5. Las entregas exprés. Es imprescindible agilizar los plazos de envío y recepción de los productos adquiridos online.

La planificación estratégica de un ecommerce, en general, debe apostar en los próximos meses por estas líneas de trabajo:

  1. – Impulsar la omnicanalidad, combinando la venta física y digital.
  2. Invertir en posicionamiento orgánico (SEO) para aparecer en los lugares preferentes de los buscadores.
  3. Optimizar la imagen de los productos comercializados.
  4. Fidelizar a los clientes, crear comunidad y estimular las ventas cruzadas o combinadas, así como ofrecer promociones y experiencias exclusivas a sus clientes.
  5.  Simplificar todo el proceso de compra.
  6. Apostar por la creatividad, el diseño y la usabilidad en nuestras tiendas online.

Estadísticas de compra online en otros países

Actualmente, España ocupa el puesto 18 entre los países europeos con mayor cantidad de personas que, al menos, han hecho una compra online durante el último año. Su ratio es del 58 %, todavía alejado de los líderes de esta clasificación: Gran Bretaña, con el 87 %, Dinamarca, con el 84 %, y Noruega, con el 82 %. También Suecia, Países Bajos e Islandia están por encima del 80 %. Sin embargo, en relación con la media de la Unión Europea, el 63 %, no estamos tan alejados. Todo indica que, en el futuro, incrementaremos este porcentaje en España.

Debemos tomar en consideración que en 2019 el comercio electrónico supuso alrededor del 13 % de las ventas totales mundiales. Esta cifra va a aumentar muchísimo tras el coronavirus. Si toma las medidas adecuadas, cualquier negocio o empresa puede aprovechar la estela del ebusiness y salir beneficiado.

En conclusión, el auge del ecommerce se presenta como una magnífica oportunidad en todos los sectores comerciales tras el coronavirus. Eso sí, es preciso adoptar las medidas estratégicas adecuadas para aprovecharla.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!