Razones para empezar a correr por la noche

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La mayoría de los corredores recreativos ven correr como un gran alivio del estrés diario y el mantenimiento de la forma física. Se ha comprobado científicamente que correr afecta el nivel de felicidad, pero también muchos otros aspectos de la vida, incluido un sueño de mejor calidad.

Otros hablaron de cómo correr por la tarde o por la noche no es bueno para nosotros o es peligroso, pero esa actitud está cambiando cada vez más. Las carreras comenzaron a ser de noche, y ya no es nada extraño encontrarse con corredores en las calles de la ciudad a medianoche.

4 razones que tu cuerpo agradecerá tras correr por la noche

Cada corredor puede sentir por sí mismo qué hora del día le conviene más y seguirlo sin importar lo que digan los estudios, pero ¿por qué algunos de nosotros no queremos intentar correr por la tarde y por la noche?

Aquí hay algunas razones para comenzar a correr después de que se encienden las luces de la calle:

Menos concurrido: no hay otros 1.000 corredores que están en la calle al mismo tiempo, no hay tanto tráfico en la carretera y todo el entorno está mucho más tranquilo. Sin duda, debe enfatizarse que la parte reflectante del equipo es obligatoria para que ser visibles para los automóviles y los ciclistas, y por lo tanto, par mantenernos seguros mientras corremos.

Correr por la noche.

Somos más conscientes de la superficie en la que estamos corriendo; puede parecer un poco contradictorio porque la visibilidad es peor, pero por la noche somos más cuidadosos porque queremos estar seguros de dónde y cómo tocamos la superficie con nuestro pie. Esto mejora automáticamente nuestra técnica de carrera y tenemos una mayor conciencia del entorno en el que nos movemos.

Comemos más saludable, por supuesto, tenemos hambre después de correr, pero si corremos en las últimas horas, es más probable que no busquemos una comida abundante, sino algo más saludable y más ligero antes de acostarnos.

Correr de noche puede mejorar la calidad del sueño: un estudio realizado recientemente descubrió que hacer ejercicio antes de acostarse mejora el sueño y aumenta el nivel de energía que necesita cuando se despierta.

Decimos adiós a un día difícil: los corredores que entrenan por la noche sienten que es esta actividad tardía la que les ayuda drásticamente a reducir los niveles de estrés después de un día difícil. Así, eliminar el estrés acumulado y acostarse en la cama es más fácil.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!