¿Cuáles son los beneficios de correr para la mente?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Todos sabemos que correr, como cualquier actividad física, es saludable y trae beneficios, tanto para la salud física como psicológica. Hay beneficios inmediatos, en forma de mejor humor y euforia inmediatamente después del entrenamiento, y a largo plazo, en forma de una reducción permanente en el estado de ánimo negativo. Los científicos han llamado a esta capacidad de un individuo, para aislarse y protegerse del estrés de la vida a través del ejercicio regular, “vacuna contra el estrés”.

Al correr, mejoramos: la estabilidad emocional, autoestima, eficiencia laboral, estado de ánimo, satisfacción sexual, autocontrol, percepción, popularidad, asertividad, autopercepción positiva, locus de control interno, independencia, funcionamiento intelectual general, memoria.

El sedentarismo afecta a la salud mental

Correr es bueno para mejorar la salud mental.

Por el contrario, el no realizar actividades físicas puede repercutir en: depresión, ansiedad, alcoholismo, migraña, ausencia del trabajo, hostilidad, personalidad tipo A, comportamiento psicótico, fobias, tensión, errores en el trabajo, estrés, confusión, dismenorrea, etc.

Admítelo, mientras lees esta tabla, tu motivación para correr está creciendo lentamente. En caso de que todavía no esté convencido de que correr es exactamente lo que necesitas, hay más.

El ejercicio aeróbico regular que dura al menos 30 minutos tiene el efecto más beneficioso, y dicho entrenamiento es la base de la carrera de larga distancia. Además, la ventaja de correr sobre otras actividades es que requiere un mínimo de accesorios y puede correr en cualquier lugar y en cualquier momento, independientemente de sus horas de trabajo. 

Así, la carrera actúa como una protección contra el estrés, solo que no hay efectos secundarios negativos, a excepción de algunos músculos inflamados. Suena genial, ¿no? Esto es especialmente importante porque el estrés altera la homeostasis natural del cuerpo y, si se vuelve crónica, puede provocar una serie de enfermedades graves. 

El deporte como antídoto para el estrés, la depresión y la ansiedad

Por ejemplo, el estrés aparece como uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de neoplasias malignas. Además de la enfermedad física, el estrés está fuertemente asociado con la enfermedad mental, como la depresión y la ansiedad.

Es en la depresión y la ansiedad que se han identificado los efectos más positivos del ejercicio aeróbico continuo: es una terapia eficaz para las formas leves a moderadas de depresión y ansiedad crónicas. También alivia los estados de ánimo negativos en personas mentalmente sanas.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!