La mayoría de los business angel seguirá fiel a España pese a la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

 

Es sabido que el año 2019 fue muy positivo para el ecosistema emprendedor por la buena presencia de business angel como agentes de financiación. De hecho, se batieron con récord tanto de operaciones directas como a través de fondos de capital riesgo y plataformas de crowdequity. ¿Seguirá el mismo apetito inversor en este año pandémico?

 

Lo cierto es que sí, según indica informe Business Angels 2020. La inversión en start-ups: actividad y tendencias, presentado por la Asociación Española de Business Angels Networks (AEBAN), IESE Business School y CaixaBank, a través de DayOne y el ICEX-Invest in Spain. El documento señala que a pesar del Covid-19, se prevé que el ritmo de inversión en el último trimestre de 2020 se mantendrá y el volumen de actividad será similar al del año anterior. 

informe_AEBAN business angels 2020

 

Balance de la actividad de Business Angel en 2020

De hecho, entre enero y septiembre de 2020, los inversores han mantenido su compromiso y apoyo a las start-ups. El 77% de los business angel que realizaron alguna inversión en 2019 han vuelto a invertir en este año y el 67% de ellos lo ha hecho también en alguna operación de apoyo a una start-up de su cartera. La actividad de estos inversores privados en España se basa a partir de una encuesta realizada a más de 150 de ellos, en donde el 89% aumentaron su cartera de participadas en 2019, con una media de 2,6 operaciones nuevas cada uno. 

Se observa también que un 49% de los business angel siguen financiando start-ups en las que ya tenían participación (follow-on). Asimismo, se amplía el alcance geográfico de la actividad de los inversores, consolidándose todo el país como ámbito de inversión; pierde peso el componente local y de cercanía, al que se añade un 30% de inversores con actividad internacional.

¿Hacia dónde apuntan las miradas los inversores en tiempos de pandemia

 

Uno de los principales beneficiados es el sector de biotecnología y farmacia. Su peso crece hasta suponer el 16% de las inversiones realizadas en 2020, con lo que uno de cada cinco inversores ya tiene una participada en este sector. Si se combinan biotecnología, farmacia y salud, este ámbito se consolida como el preferido de los inversores para 2020.

Los sectores de ocio y media han aumentado su atractivo entre los inversores en este periodo y tienen buenas perspectivas para el futuro próximo según indican los inversores en las tendencias esperadas.

 

sectores de inversión privada en 2020

 

El sector tiende a considerar que la Covid-19 no tendrá un impacto excesivo en la capacidad financiera de los inversores. El 35% de los encuestados reconocen que la situación ha afectado a su patrimonio y dispondrán de menos fondos para invertir, mientras que el 27% consideran que no se verán afectados. El resto (38%) tienen una opinión neutral, quizás porque su exposición patrimonial es muy limitada o porque sus fuentes de ingresos se han mantenido inalteradas.

Aunque la capacidad de inversión parece que no se verá considerablemente reducida, la Covid-19 si alterará el foco de la actividad, ya que el 42% de los inversores consideran que realizarán menos inversiones en start-ups, mientras que el 28% no espera reducirlas y el 30% mantienen una postura indefinida. Por otro lado, la mayoría de los inversores (58%) no esperan cambios significativos en el rendimiento de sus carteras, en conjunto, a causa de la pandemia.

Evolución de la cartera y perfil de los inversores

 

La diversificación se impone como estrategia de inversión a costa de realizar tickets medios menores, entre los 10.000 y los 25.000 euros. Esto facilita la diversificación de las carteras, pero obliga a los emprendedores a articular operaciones con un mayor número de inversores. La creciente diversificación lleva a que la mayoría de los inversores consolide carteras cada vez mayores, a partir de diez inversiones, lo que apunta también a la diversificación del sector.

 

perfil de los inversores privados 2020

 

La media de edad de los inversores españoles sigue incrementándose y ya roza los 53 años, lo que la acerca a la de otros países maduros como Reino Unido (55 años) o Estados Unidos (57 años). Es significativo que el 90% de los encuestados ya superen los 44 años, un porcentaje incluso mayor al del Reino Unido (86%).

La mayor parte de los inversores acumulan una notable experiencia en esta actividad. Tres cuartas partes de los inversores españoles cuentan con al menos tres años de experiencia y el 32% acumulan más de ocho años. Aunque se mantiene una constante renovación, una cuarta parte de los business angels españoles se han iniciado en esta actividad en los últimos dos años.

Una de las asignaturas pendientes del ecosistema emprendedor y particularmente del entorno inversor es la participación de más mujeres en posiciones de liderazgo y toma de decisiones de inversión. En el estudio de este año, el 10% de los participantes que han indicado su género son mujeres, una cifra que se mantiene estable desde hace tres años. En línea con la media internacional, dos de cada tres inversores han financiado alguna start-up liderada por una mujer.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!