Superfútbol o Superliga en tiempos revueltos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Por Diego García Diego, profesor de Derecho Deportivo en OBS Business School

Como si de un partido de fútbol se tratara, el anuncio realizado por los clubes miembros de la creación de una Superliga Europea ha generado una gran controversia en la que se pueden encontrar partidarios y detractores, ambos con argumentos y razonamientos que permiten como mínimo suscitar dudas sobre la conveniencia o no de este nuevo planteamiento del panorama futbolístico europeo.

 

La realidad es que el debate es apasionante ya que va más allá de lo estrictamente deportivo o de considerar o no atractiva esta nueva competición europea. El debate impacta de manera transversal en ámbitos que sustentan los pilares de los clubes – y de las competiciones – entre ellos en su economía, marketing y ventas y cómo no, en la capacidad de generar ingresos mediante la venta de los derechos de televisión para la emisión por pago de los partidos de la competición, una de las principales fuentes de ingresos en los clubes de fútbol desde hace ya unos cuantos años.

 

A ello hay que añadir – como consecuencia de la reacción de los máximos organismos del futbol como son FIFA, UEFA y todas sus federaciones o ligas asociadas manifestando su enérgica posición a esta competición así como anunciando medidas disciplinarias y represalias para impedirla-  la posible existencia de vulneración de derechos mercantiles tan relevantes en el tráfico jurídico como el derecho a la libre competencia, la vulneración de libertades comunitarias afectando al comercio entre los estados miembros y en concreto la libre prestación de servicios regulada en el artículo 56 del TFUE, etc.

La Justicia protege a la Superliga Europea

Y en este sentido cobra máxima relevancia el primer pronunciamiento de la justicia, concretamente ayer mismo día 20 de abril: el Juzgado de lo Mercantil 17 de Madrid emitía un Auto contra cualquier medida que impida la puesta en marcha de la Superliga, adoptando así medidas cautelarísimas derivadas de una solicitud promovida por European Superleague Company SL, es decir, por parte de los clubes españoles miembros de la Superliga.

superliga equipos fundadores

Entre las medidas adoptadas y pronunciamientos cabría destacar la exigencia por parte del Juzgado de “ordenar a FIFA y UEFA, que durante la tramitación del procedimiento principal, se abstengan e adoptar cualquier medida o acción y de emitir cualquier declaración o comunicado que impida o dificulte, de forma directa o indirecta, la preparación de la Superliga Europea de fútbol”, (extracto literal el fallo del Auto).

 

Si bien el fallo de dicho Auto es sin duda trascendente, no lo son menos sus argumentos en los que de manera reiterada manifiesta que “las medidas anunciadas por dichos organismos de naturaleza privada, impiden la existencia de una libre competencia en el mercado de las competiciones de fútbol profesional a nivel europeo”, indicando también una posible vulneración de libertades comunitarias, afectando al comercio, a la  libre prestación de servicios, a la libertad de establecimiento, a la libertad de circulación de capitales y pagos intracomunitarios, etc.

 

Y como se diría en términos puramente deportivos: esta es la actualidad a esta hora, es decir, el minuto y resultado.

Se retiran los clubes ingleses

Por el momento los clubes ingleses se han retirado de esta propuesta y en definitiva parece que se ha dado un paso atrás, pero como seguramente el lector puede intuir, este partido tendrá prórroga, penaltis y mucho más. Un “super” partido en el que cada uno de los equipos, entiéndase por “bandos” en este caso, planteará sus estrategias con la máxima entrega; y es que, como se suele decir y “tirando” de topicazo futbolístico: en el campo la entrega y la lucha, no son negociables.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!