Inbound marketing: una forma de llegar más lejos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Si tu negocio necesita un empujón, es hora de pensar en una estrategia de ventas mucho más efectiva. Nos referimos al inbound marketing, un método que propone la integración de técnicas de publicidad y marketing digital para atraer la atención de tus clientes de una forma no intrusiva con el objetivo de acompañarlos durante todo el proceso de compra.

¿Cuáles son los mecanismos que se utilizan para captar a estos usuarios?, la respuesta es sencilla. Se les ofrece contenido útil y relevante que pueda aportarles un valor agregado. Es importante suministrar información relacionada con cada una de las etapas que recorre el comprador para que continúe interesado en finalizar la transacción.

Antes de aprender cómo hacer una campaña de inbound marketing es fundamental definir claramente tus metas. Debes conocer muy bien al público objetivo para entender cuáles son sus necesidades en función de diseñar la oferta adecuada. Además, es necesario establecer fechas para que puedas organizar las tareas que exige tu plan de acción.

Después de identificar los intereses de tu “buyer persona” y planificar en base a un calendario, tienes la información necesaria para construir una oferta. En esta parte del proceso cuentas con los elementos básicos para diseñar el contenido que luego debes promocionar utilizando las distintas vías de distribución disponibles.

¿Cuáles son los pasos para conseguir tus objetivos?

El primer paso consiste en atraer visitas a los distintos medios digitales que representan tu marca. La idea es conseguir que las personas lleguen a tu blog, redes sociales, página web y otras plataformas por encima de la competencia. El contenido debe actuar como un imán para aumentar el tráfico web.

Luego viene el segundo paso que es convertir. El propósito de esta etapa es conseguir “leads”; en otras palabras, lograr que las visitas se registren. Sus datos son valiosos para la creación de tu base de datos, así que la manera de obtenerlos es brindando algún tipo de información descargable que responda a las necesidades de esos potenciales clientes.

En este punto, ya el terreno está preparado para el siguiente paso: vender. Es el momento de invitar a tus leads o personas registradas a que compren el producto o servicio que promocionas. Debes hacerlo con mucha cautela, de una forma muy suave y nada agresiva para que puedas cerrar la conversión.

Finalmente, hay que fidelizar. Es la cuarta etapa del proceso. Si tu cliente es fiel, tienes altas probabilidades de que vuelva a comprar o tome la iniciativa de recomendar ese producto único que solo tú le puedes ofrecer. Incluso, puede convertirse en evangelizador o embajador de marca y sabrá cómo atraer a nuevos clientes con su testimonio.

 

Beneficios del inbound marketing

Esta metodología tiene el potencial de generar un lead cualificado y 12 registros por cada 370 visitas. Las cifras hablan por sí solas. Indiscutiblemente ayuda a incrementar el alcance de una marca y proporcionacanales de captación de clientes orgánicos de manera directa.

Por otra parte, los contenidos que generas pueden posicionar tu empresa como experta en su sector, una clave importante para construir comunidad y rentabilizar a largo plazo.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!