¿Hasta cuándo la subida en las Bolsas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El mes de noviembre va camino de batir muchos récords en los mercados financieros. Dos han sido los catalizadores del optimismo entre los inversores: por un lado, los anuncios de la alta efectividad de las vacunas en pruebas de Pfizer, Moderna y Oxford, que nos hacen mirar el futuro con una nueva dosis de esperanza. Y, por otro lado, la clara victoria del demócrata Joe Biden que ha permitido reducir la incertidumbre en torno al resultado electoral en EE.UU.

 

la efectividad de las vacunas del Covid hace disparar las bolsas

 

Todo parece apuntar a que 2020 acabará mejor de lo que empezó para muchos índices de renta variable del mundo. Algo que sorprende sobremanera porque los problemas que provocaron el desplome de febrero y marzo todavía están, en su mayoría, vigentes hoy.

Basta con mirar lo acontecido en Europa tras el desconfinamiento de verano, para saber que de momento la única medida efectiva para frenar el ritmo de contagios del Covid es limitar los movimientos de los ciudadanos y bajar la actividad económica a mínimos.

Por desgracia, estas medidas tan efectivas en la salud generan grandes destrozos en el tejido empresarial y economías de aquellos países que se ven obligados a implementar dichas restricciones.

Las bolsas no reflejan la realidad económica

A estas alturas, está claro que no se van a cumplir las previsiones económicas de muchos organismos internacionales: FMI, OCDE, Banco Mundial, BCE o la FED, que confiaban en que el cuarto trimestre de este año fuese una continuación de la recuperación experimentada en el tercer trimestre, y que 2021 arrancaría con fuerza permitiéndonos recuperar tasas de crecimiento incluso superiores a las registradas durante 2019.

En EE.UU. la evolución de la pandemia está fuera de control, y todo apunta a que el presidente electo, Biden, recomendará en breve, medidas mucho más restrictivas que las que proponía su antecesor Trump, con un previsible coste económico, que se verá plasmado en el primer trimestre del año que viene. Por tanto, las previsiones económicas para los próximos meses no son precisamente halagüeñas… pero eso a la Bolsa le importa poco.

 

previsiones económicas

 

Los inversores se han dado cuenta de que la Bolsa ya no es un reflejo de la economía, gracias a la existencia de ciertos jugadores externos que intervienen los mercados con tanta fuerza que provocan una disociación entre la evolución económica y la evolución del precio de los activos financieros.

Estos jugadores externos no son otros que los Bancos Centrales que actúan como los Dioses del Olimpo, marcando las nuevas reglas del juego financiero para nosotros los mortales.

Cuando alguien puede crear dinero infinito de la nada, puede financiar déficits de Gobiernos, puede salvar sectores completos, o establecer préstamos a tipos negativos para compañías que lo necesitan, cuando pueden decidir no solo el nivel de los tipos de interés a corto plazo, sino también a medio y largo plazo con sus programas de “estímulo cuantitativo”, cuando pueden intervenir el mercado de crédito, tanto en productos de calidad crediticia alta (bonos soberanos) como también en los mercados con mayor riesgo (bonos basura), o incluso comprar directamente ETF´s de renta variable… se prostituye el funcionamiento tradicional de los mercados, que antes se regían por la ley de la oferta y la demanda, el equilibrio entre la recompensa y el riesgo, las fases de expansión y contracción de las economías, etc.

Bienvenidos a este “matrix financiero” donde para ganar dinero hay que cerrar los ojos y dar un salto de fe confiando en que los Bancos Centrales no van a permitir que los activos reflejen la realidad económica en la que vivimos.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!