Triatlón para directivos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Durante la última década, el triatlón se ha convertido en uno de los deportes más practicados por los ejecutivos. El triatlón te pone a prueba de maneras en las que la mayoría de los otros deportes de resistencia no lo hacen. Y, curiosamente, este deporte se puede considerar una analogía a los desafíos únicos del liderazgo ejecutivo.

 

triatlón

 

A diferencia de los deportes únicos, el triatlón combina tres deportes diferentes: natación, ciclismo y carrera. Y si bien hay atletas que obtienen buenos resultados al ser excepcionalmente buenos en un deporte, para ser un triatleta de gran éxito, es necesario tener el máximo rendimiento en las tres disciplinas que lo conforman.Los finalistas también saben cómo hacer la transición logística y fisiológica entre ellos. Esto crea un atleta excepcionalmente completo que desarrolla tanto el cuerpo como la mente.

Al igual que en el triatlón, el liderazgo ejecutivo incluye tres competencias que son fundamentales para el éxito: establecer una visión, desarrollar la estrategia apropiada y gestionar la responsabilidad. Los grandes líderes están tienen gran experiencia ​​en cada una de estas disciplinas y saben cómo moverse con fluidez entre ellas.

Los atletas que progresan a carreras de triatlón de distancia como el Ironman, una competición  que incluye nadar 3,8 km, una distancia en bicicleta de 180 km y una carrera de 42 km, han desarrollado varias características clave que pueden servirles bien en sus funciones como directivos.

Un consejo, si quieres saber acerca del triatlón, no dejes de visitar la web  elultimotriatleta.com. ¡Aprenderás de todo!

 

¿En qué se comparan los triatletas con los directivos?

Tanto los atletas que se entrenan en un deporte como el triatlón como los ejecutivos comparten algunas características que funcionan para lograr las metas. Es por esto que muchos ejecutivos disfrutan este deporte, porque en muchos aspectos, lo que se necesita para alcanzar el éxito en ambos campos, es lo mismo:

Entender la importancia del equilibrio

Lo primero que se aprende como triatleta es que es necesario equilibrar el entrenamiento entre los tres deportes diferentes. Si bien necesitas ser bueno en cada uno, el verdadero truco es aprender a equilibrar los tres. La transición de uno a otro sin problemas es la clave para tener el mejor desempeño.

natación

A medida que avanza el entrenamiento hacia el día de la carrera, los triatletas realizan entrenamientos de «transición», lo que significa combinar dos o incluso los tres deportes en una sola sesión de entrenamiento. Esto condiciona al cuerpo a aprender a montar en bicicleta después de haber sido sometido a un esfuerzo por nadar y a correr después de haber gastado las piernas en la bicicleta. Si quieres planes de entrenamiento en la web del Último Triatleta también lo encontrarás, los atletas que pueden hacer estas transiciones con éxito logran ganar tiempo en la carrera.

Del mismo modo, los ejecutivos exitosos saben que necesitan poder pasar de manera rápida y fluida desde el establecimiento de las metas hasta la comunicación del enfoque estratégico y la evaluación del desempeño. Aquellos ejecutivos que sobresalen en cada área y que pueden hacer una transición efectiva entre ellos tendrán mucho éxito.

Crear planes a largo plazo

Los grandes triatletas planifican sus carreras cada kilómetro individualmente. Saben cuándo deben estar fuera del agua y en bicicleta. Ellos conocen la división de cada kilómetro en la carrera. Si están atrasados, saben exactamente cuánto deben esforzarse. Y si van por delante, saben que corren el riesgo de esforzarse demasiado y chocar contra el conocido “muro”. Saben exactamente cuánto comer y beber antes, después y durante la carrera y pueden hacer ajustes sutiles de temperatura y tiempo.

Los ejecutivos de alto rango también tienen un plan claro de dónde quieren estar y cómo van a llegar allí. Definen sus objetivos a largo plazo y sus criterios de éxito. Crean una hoja de ruta para que la sigan los equipos y monitorean continuamente el progreso y hacen ajustes para mantener a sus equipos alineados y enfocados en lograr la meta esperada.

Manejar la disciplina y el compromiso

Como te imaginarás, para terminar un evento de distancia como una carrera de triatlón se debe entrenar de 10 a 15 horas a la semana, durante 4 a 6 meses. Esto significa incluir de 1 a 2 horas al día en nuestro horario de manera regular y al menos una sesión de 2 a 4 horas por semana.

ciclismo a nivel amateur

Con este nivel de trabajo, los atletas de este deporte suelen necesitar de 7 a 9 horas de sueño cada noche para mantenerse saludables. Encajar esto y mantenerse motivado es una de las partes más difíciles de ser un competidor de este tipo de competencias.

Si bien se necesita la fuerza de un superhéroe para atravesar los último kilómetros de la parte de montarr en bicicleta después de haber estado en el recorrido durante 5 o más horas, despertarse a las 5 a.m. en la oscuridad total del invierno y saltar a una piscina fría requiere una mente de acero.

Los ejecutivos se enfrentan continuamente a desafíos difíciles y significativos. Deben tomar decisiones difíciles sobre la estrategia y los objetivos, resolver el desempeño deficiente y resolver conflictos, lo que pone a prueba la resistencia física y mental de una persona. Y aunque los ejecutivos pueden acudir a sus compañeros en busca de ayuda y asesoramiento, a menudo son los únicos que afrontan estos asuntos. Tener la confianza y la claridad para actuar con decisión requiere fortaleza mental.

En este artículo nos hablan sobre el mejor material de triatlón que puedes comprar.

 

Desarrollar un fuerte enfoque mental

Muchos observadores piensan que el mayor desafío que enfrentan los atletas es superar el dolor. De hecho, aunque el dolor puede ser grande, el mayor desafío es no sucumbir al aburrimiento de una carrera que puede durar hasta diez horas.

Con distancias tan largas que recorrer, los competidores se sienten agotados, especialmente después de estar solos durante millas a la vez. Mantener la cabeza en la carrera es la parte más desafiante e importante del evento.

No hacerlo conduce a un esfuerzo menguante, no comer y beber adecuadamente, perder giros importantes e incluso sufrir serios accidentes.

En los negocios, el éxito se enfoca en mantenerse en el juego y tener en mente los objetivos a largo plazo mientras se enfrenta a las minucias y el drama de las operaciones del día a día.

Los ejecutivos que se quedan atrapados en detalles insignificantes y se olvidan de tener en cuenta sus objetivos, se encontrarán mucho más lejos de ellos. El trabajo del líder es escuchar al cliente enfurecido y al empleado enfurecido mientras toma la decisión correcta a largo plazo, a pesar de las consecuencias a corto plazo.

 

correr forma parte de una prueba de triatlón

Conclusión

Si bien muchos ejecutivos exitosos no son competidores de triatlones, y muchos competidores de triatlones no son ejecutivos, el porcentaje desproporcionadamente alto de aquellos que son ambos no es por accidente.

Las personas con trabajos de alto rendimiento a menudo tienen varias salidas para su ambición y necesitan tener éxito. Es por esto quizás que muchos ejecutivos necesitan ponerse a prueba en deportes que pueden ser extremos y que los hagan seguir persiguiendo el primer lugar en todo lo que hacen.

Si te interesa aprender más acerca del fantástico deporte del triatlón, no dudes en visitar la página elultimotriatleta.com. Allí podrás encontrar toda la información que necesitas sobre entrenamiento, alimentación y los mejores consejos para tener los mejores tiempos.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!