Emociones a través del arte

.

“Emociones a través del arte” da nombre a una investigación científica liderada por Quirónsalud, la Universidad Rey Juan Carlos y el Museo Thyssen-Bornemisza que servirá para descubrir el poder transformador del arte y la relación que guarda con el bienestar emocional de los espectadores. El proyecto empleará la inteligencia artificial y técnicas del neuromarketing para interpretar las reacciones de las personas ante más de 200 obras de la colección del museo madrileño.

Numerosos estudios científicos han demostrado a lo largo de los últimos años que el arte guarda relación con la salud mental desde diferentes perspectivas. La mayoría de ellos han relacionado ambos conceptos desde distintas manifestaciones artísticas siempre desde el punto de vista de personas que creaban y diseñaban las obras, sin embargo, no muchos estudios se conocen sobre la relación que guardan las grandes obras y la salud desde la perspectiva de un espectador.

Quirónsalud, la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza se han unido para elaborar un estudio científico para buscar las conexiones que tienen las personas que visualizan las grandes obras pictóricas y su impacto en la salud emocional.

Sala de exposiciones del Museo Thyssen-Bornemisza.
Una de las exposiciones del Museo Thyssen-Bornemisza.

Se trata de un estudio pionero cuyo fin último es analizar si los trabajos artísticos de los grandes autores tienen un impacto positivo en la salud mental. La investigación llevará por nombre “Emociones a través del arte” y hasta el año 2025 no se conocerán sus resultados.

El proyecto se ha hecho público a través de un acto institucional en el citado museo que ha contado con la participación de la doctora Cristina Caramés, directora corporativa Asistencial y de Investigación de Quirónsalud, Javier Ramos López, rector de la URJC, Fernando Enrique García Muiña, vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia de la URJC, y Evelio Acevedo, director gerente del museo.

Según Fernando García Muiña, la experiencia será una fusión perfecta entre ciencia, arte y tecnología, explorando cómo el arte puede evocar una amplia gama de emociones. «Es un privilegio colaborar con entidades de alto prestigio como el Museo Thyssen-Bornemisza y Quirónsalud», afirmó el vicerrector de la URJC.

Por su parte, Evelio Acevedo, director gerente del Museo Thyssen-Bornemisza, se mostró emocionado por la iniciativa y destacó el poder transformador del arte. «Esperamos que este proyecto inspire tanto a nivel social como personal, y refleje nuestro compromiso con la innovación».

Un análisis que facilitará la inteligencia artificial

Bajo el liderazgo de las investigadoras Ana Reyes y Rebeca Antolín, “Emociones a través del arte” tratará de dar respuestas a cuestiones como los patrones de comportamiento y neuronales que se despiertan en los asistentes cuando visualizan algunas de las más de 200 obras de la colección del museo.

Para ello, el proyecto hará uso de herramientas de inteligencia artificial y el análisis biométrico para poder identificar las emociones de cada persona. Gracias a los datos recopilados, un algoritmo interpretará las emociones de los individuos para poder tomar conclusiones al respecto.

los beneficios del arte para la salud
Se estudio el poder transformador del arte y la relación que guarda con el bienestar emocional de los espectadores.

Se trata de técnicas propias del neuromarketing que también son utilizadas en otras industrias para analizar el comportamiento de los consumidores ante ciertas marcas o productos. Para esta ocasión, se tendrá en cuenta además la respuesta psicogalvánica de la piel o los movimientos oculares mediante herramientas de eyetracking.

Gracias a esa completa monitorización, la investigación podrá conocer cuáles son los elementos que captan la atención de las personas o cómo interactúan estas ante una obra de arte. Cada cuadro se clasificará en ocho emociones básicas.

La información recogida será muy útil para futuras iniciativas quizás relacionadas con la experiencia de pacientes en entornos hospitalarios. Seguramente a los autores de tales obras les habría gustado conocer el resultado de esta investigación para saber si efectivamente lograban alcanzar el impacto que buscaban en las emociones de sus espectadores.

No será hasta el año que viene cuando se muestren los resultados de este proyecto, distribuidos en un artículo científico, la web del museo y un catálogo de clasificación de cuadros por emociones. El trabajo de campo se inicia ya, si bien la premisa que ha lanzado el director gerente del Museo Thyssen-Bornemisza es tajante al afirmar que “el poder transformador del arte es innegable».

Esta investigación pionera nos permitirá profundizar en el impacto emocional que nuestras obras ejercen en el público. Estamos entusiasmados por la oportunidad de ofrecer a nuestros visitantes una nueva perspectiva emocional sobre nuestra colección y esperamos que este proyecto inspire tanto a nivel social como personal a nuestros públicos.

La investigación es un testimonio del compromiso del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza con la innovación y la comprensión más profunda del arte, así como el impacto transformador que este puede ejercer en nuestras vidas”.

Sean cuales sean las conclusiones de este trabajo de investigación, se demuestra que el cuidado de la salud puede proceder en muchas ocasiones de ámbitos insospechados.

En este sentido, el Grupo Quirónsalud siempre se ha mostrado como una organización abierta a iniciativas disruptivas para analizar planes de mejora en la asistencia en su red de hospitales.

«En Quirónsalud trabajamos cada día para construir juntos un futuro de salud y bienestar para las personas. Y lo hacemos desde la evidencia científica, y cuidando con detalle la experiencia de paciente, de ahí que colaborar en iniciativas como esta nos puedan ayudar a descubrir cómo el arte puede ayudar a mejorar la salud»,  declara la doctora Cristina Caramés.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!