El colesterol hereditario (lipoproteína (a) y el riesgo de sufrir un infarto de miocardio

.

Es conocido por todos que la concentración elevada de colesterol unido a otros factores como el tabaquismo, la hipertensión arterial o la diabetes están relacionados con los accidentes cerebrovasculares como el ictus, un infarto cardiaco, el aneurisma abdominal o la enfermedad arterial periférica.

No obstante, hay que tener en cuenta un nuevo factor de riesgo como es el colesterol hereditario, es decir, la concentración elevada de lipoproteína (a) o LP(a), según alerta el doctor José María Mostaza, director de la Unidad de Riesgo Vascular del centro médico-quirúrgico Olympia Quirónsalud.

Las lipoproteínas son sustancias que transportan el colesterol en sangre, y existen dos tipos principales: las de alta densidad, también conocidas como colesterol HDL, y las de baja densidad o colesterol LDL. La LP(a) es una partícula de LDL que lleva adherida a su superficie una proteína denominada apo (a), lo que la convierte en una partícula mucho más aterogénica.

Dr.-Mostaza-cirujano-vascular
Dr. Mostaza.

La ciencia alerta del colesterol hereditario

El Dr. Mostaza y otras fuentes de la Sociedad Española de Arteriosclerosis y la Sociedad Española de Medicina Interna se hacen eco de una publicación científica en la que se pone en evidencia la relación entre el colesterol hereditario – LP (a) – con el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebrovascular isquémico. Ante tal evidencia, el estudio señala cuándo debe ser medida esta sustancia en la sangre, las acciones que deben iniciarse si se encuentran valores elevados y el futuro de los medicamentos dirigidos a reducir su concentración.

Se estima que aproximadamente el 20 % de la población tiene la LP(a) elevada, y se denomina colesterol hereditario porque un nivel alto de concentración de LP(a) en sangre está determinada genéticamente en un 80 %, por lo que identificar a personas con niveles muy altos exige estudiar a otros miembros de la familia.

A pesar de la creciente evidencia sobre el papel de la LP(a) en enfermedades cardiovasculares, el número de personas a las que se les mide su concentración es aún muy escaso, con lo que la recomendación del especialista de Olympia pasa por realizar una medición al menos una vez en la vida de la LP (a). En principio, da igual el momento en que se realice esta prueba, ya que la concentración del colesterol hereditario se mantiene estable a lo largo del tiempo.

Además, se debe considerar la medición de la LP(a) en personas que hayan desarrollado una complicación vascular a edades tempranas, en aquellas que la hayan padecido sin tener una carga importante de otros factores de riesgo, en familiares de personas con enfermedad vascular prematura y en personas que tengan familiares con LP(a) elevada.

Actualmente, hay numerosos fármacos en investigación para reducir la LP(a). El Dr. Mostaza destaca que están participando en varios ensayos clínicos con estos medicamentos, pero deben demostrar su utilidad antes de salir al mercado. Mientras tanto, en los pacientes con LP(a) elevada se pueden tomar diversas medidas para reducir el riesgo vascular.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!