¿Cómo ven los jóvenes el Ingreso Mínimo Vital del Gobierno?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Después de varias semanas de negociación, el Gobierno anunciaba la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, la prestación de derecho subjetivo planteada para paliar la situación de las personas en riesgo de pobreza en España: entre ellas se encuentra un tercio de las personas jóvenes de todo el territorio.  

Entre las condiciones, una edad mínima de 21 años (18 si se tienen menores a cargo), unos umbrales mínimos de renta, la posibilidad de acreditar situaciones de pobreza sobrevenida, la compatibilidad con otros ingresos y prestaciones y la configuración de diferentes unidades de convivencia. Según anunciaba hoy el vicepresidente Pablo Iglesias, estas ayudas estatales serán compatibles con las prestaciones autonómicas.

Los jóvenes, los que mayor riesgos de pobreza tienen

Según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, las personas jóvenes son el colectivo de población española con mayor riesgo de pobreza, según la tasa AROPE. Este mismo estudio señalaba que un 22,1% de la población joven que trabaja es pobre, y que gran parte de las personas jóvenes emancipadas lo hacen en pisos compartidos, lo cual hacía imprescindible que, como demandaba el Consejo de la Juventud de España, las unidades de convivencia fueran adaptativas a estas realidades tan comunes entre la población joven.

A vueltas con la edad para percibir el Ingreso Mínimo Vital

También se ha rebajado en dos años la edad mínima para comenzar a percibir la prestación, que ha sido otro de los caballos de batalla del colectivo juvenil, pero todavía existen en la medida otras variables que pueden resultar una dificultad añadida para este colectivo.

los jovenes tendrán acceso al ingreso minimo vital en España

En palabras del presidente del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos de la Rosa, «El Ingreso Mínimo Vital puede ser la herramienta para evitar la precariedad y asegurar una vida digna. Nos alegramos de que el Real Decreto contemple realidades como la de las personas jóvenes que comparten piso, pero es un gran error dejar fuera a personas por debajo de los 21 años. Este corte de edad deja fuera a jóvenes trabajadores precarios, a personas que acaban de abandonar pisos tutelados y otros colectivos. Esperamos que en un futuro se pueda rectificar o surja una ayuda que pueda cubrir esta necesidad».

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!