Las renovables, otro factor más a tener en cuenta en la reactivación económica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El ejemplo de Sarens, entidad dedicada al alquiler de grúas para el montaje de infraestructuras renovables, es claro para evaluar toda la riqueza y empleo que mueve, por ejemplo, una parque eólico.

Cada vez son más las fuentes que advierten de que la salida a la crisis económica causada por el coronavirus está en la inversión y fomento de energías renovables. Sarens, líder mundial y referencia en servicios de alquiler de grúas, elevación pesada e ingeniería de transporte, que participa en los mayores proyectos de construcción de plantas de energía limpia y renovable del mundo, apunta que para el 2050 habrá un incremento del 60% en el consumo de energía, lo que hace aun más imprescindible fomentar nuevos proyectos de energía limpia, pues solo de esta manera podrá cubrirse la demanda mundial de energía sin perjudicar al planeta.

Según Arjen Vergunst, General Manager Wind de Sarens, “la industria de las energías renovables no solo es buena para el planeta, sino que impacta directamente en la economía, generando puestos de trabajo y por lo tanto ingresos y bienestar para muchas familias. De la misma manera, hay muchas personas a lo largo de la cadena de valor a las que el sector toca indirectamente, que no son siempre visibles”.

Aunque algunos proyectos de energía renovable se han visto afectados por el coronavirus, en su mayor parte ha sido de forma momentánea y solo en la cadena de suministros, de los componentes utilizados para la construcción de las turbinas, “lo que significa que las obras solo se han pausado, en ningún caso cancelado”, ha señalado Vergunst.

Parque eólico

Un ejemplo de las cifras que mueve un parque eólico

Recientemente, Sarens completó el izaje de 18 aerogeneradores GE de 2.5 MW en el parque eólico Kovacica en Serbia. El parque eólico de 104,5 MW es uno de los más grandes del país y está valorado en 189 millones de euros, lo que ha supuesto un gran avance para el sector de energía renovable de Serbia. Para esta operación, fueron necesarias tres grúas con una capacidad de carga de hasta 650 toneladas. Vergunst señala que en realidad “no hay una regla de oro sobre la inversión necesaria para la construcción de un parque eólico. Depende de muchas variables, como la cantidad de turbinas que requiera el parque, el tamaño del rotor, la altura que tengan etc.”, aunque también señala que “todas las construcciones requieren una inversión inicial para ser rentables. Lo bueno de los proyectos de energía renovable es que además protege al mundo y reduce el consumo de los limitados combustibles fósiles”.

España, en buena línea en términos de desarrollo sostenible

Aunque Europa va por buen camino en el cumplimento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, España aún tiene algunos retos por delante. Según el último informe realizado por la Red de Soluciones para Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés), España se sitúa en el puesto nº21 entre 162 países en términos de desarrollo sostenible, muy por debajo de los países nórdicos (Suecia, Dinamarca y Finlandia) que encabezan el ranking. El objetivo es que para 2030 el 32% de la energía consumida en Europa proceda de fuentes renovables, y al mismo tiempo se reduzcan en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a los valores del año 1990.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!