Directivos y Empresas


 Últimas Noticias

Cómo hablar bien en público para conseguir lo que deseas

Cómo hablar bien en público para conseguir lo que deseas

Manuel Pimentel dedica su último libro a la oratoria y hablar en público como medio para conseguir el éxito.

Las personas que se expresan correctamente tendrán muchas más posibilidades de éxito y de promoción que aquellas que no sean capaces de hacerlo.

Están equivocados quienes piensan que la oratoria no es una herramienta imprescindible en esta sociedad digital que construimos.

Quien no sepa hablar correctamente, sufrirá de limitaciones o serias dificultades en su vida profesional y social.

Personas de gran valía y conocimiento quedan relegadas por no saber o por no atreverse a exponer adecuadamente sus ideas, propuestas y posiciones. Por el contrario, personas con menores conocimientos destacan, ascienden y consiguen sus objetivos gracias a su capacidad oratoria.

El hablar bien en público, hoy en día, no es un adorno sino que se trata de una herramienta tremendamente eficaz para tu éxito y promoción social y profesional.

Libro Hablar bien en público de Manuel Pimentel.

También para tu propio desarrollo personal y para tu felicidad. Hablar bien en público no es un capricho para retóricos, sino que se ha convertido en una necesidad para cualquier persona que aspire a desenvolverse adecuadamente en la compleja y competitiva sociedad actual. 

Ideas básicas para hablar bien en público

La primera: Hablar bien en público es muy importante y condicionará en gran manera tu desarrollo personal, social y profesional. Nunca debes desaprovechar la oportunidad que se te brinda en toda ocasión en la que tomas la palabra en público.

Cuando hablas, te muestras ante los demás, que, consciente o inconscientemente, te valorarán por lo que dices y por el cómo lo dices. Por eso, debes prepararte cada intervención, tener claro que deseas transmitir o los fines que deseas alcanzar y emplearte a fondo en ello.

Conoceremos las diversas técnicas, pero no olvides que, detrás de tus palabras, siempre estás tú. Cuando hablas, de alguna manera, también estás “vendiendo” tu propia persona, tu prestigio, reputación y valoración.

La segunda idea fuerza te motivará y animará. El orador no nace, sino que se hace. Cualquier persona puede aprender a hablar eficazmente en público si se lo propone. Si quieres, puedes.

Hablar bien en público conlleva una serie de conocimientos básicos y unas técnicas elementales, pero, sobre todo, se consigue a través de la práctica y de la experiencia.

LEER
¿Recursos Humanos frente a Relaciones Laborales?

Todos podemos aprender a hablar bien, o, al menos, de manera adecuada y útil para nuestros intereses.

La tercera de las ideas fuerza que quisiera hacerte llegar apunta al corazón mismo de nuestro método. La oratoria no es un fin en sí misma, sino que se trata de un instrumento para alcanzar un objetivo. Repetimos: la oratoria no es un fin, sino un medio.

En efecto, la oratoria es el arte de conseguir lo que deseas a través del uso de la palabra. Antes que hermosa, la oratoria debe resultar eficaz.

Hay muchas personas que piensan que el mejor orador es el que mejor usa los recursos literarios y hermosea en mayor grado sus palabras con poemas y citas. Se equivocan.

Cómo hablar bien en público.

¿Quién es el que mejor habla en público?

El mejor orador es el que consigue sus objetivos a través del uso de la palabra. Por eso, este libro te mostrará el camino que te adentrará en el arte – y la ciencia – de la oratoria eficaz, con el objetivo cierto de que mejores sensiblemente tu capacidad de comunicación oral efectiva.

De ahí, su título inequívoco: Cómo hablar bien en público para conseguir lo que deseas. Porque de eso trata, exactamente, la oratoria eficaz.

Ya lo sabes: la oratoria no es el arte del bien hablar, sino que, en verdad, está mucho más asociada al bien convencer, transmitir o persuadir. Repetimos: la oratoria, el hablar adecuadamente, no es un fin, sino un medio al servicio de los fines propuestos.

El mejor orador es el que consigue lo que desea a través del uso de la palabra.

Esta es una idea fundamental en nuestro método. No existe una única forma de hablar bien, sino que cada persona debe saber encontrar la suya propia.

El buen orador no será quien más metáforas utilice en la tribuna, sino el que logre transmitir más eficazmente sus prioridades o el que mejor consiga persuadir a la audiencia. El orador no habla para gustarse a sí mismo, debe hablar para gustar o convencer a su audiencia.

LEER
La sabiduría del directivo

La oratoria no es un ornato floral, es una herramienta verbal con un gran poder intrínseco. La oratoria tiene una esencia finalista, se ejercita para algo. La mejor oratoria es la que mejor consigue los fines que persigue. En oratoria, lo útil es lo hermoso.

Como cuarta idea fuerza, destacaremos la importancia de la coherencia entre la forma de ser de cada persona y su forma de hablar. Sé siempre tú mismo. No queremos que hables como si fueras otra persona, queremos que hables desde tu propia coherencia.

Te resultará más fácil, pero, sobre todo, resultará mucho más eficaz. La coherencia refuerza el poder de tus palabras. Hablar bien no conlleva el uso de un lenguaje alambicado, con adornos, metáforas y figuras literarias; hablar bien conlleva expresarse de manera natural, coherente con tu forma de ser. De alguna manera, hablamos como somos.

Y para ello nada mejor que hacerlo en el estilo natural de cada persona. No te vamos a pedir que ocultes tu forma de ser, ni que aparentes, a través de tu discurso, ser una persona distinta a la que en verdad eres.

Te vamos a enseñar a optimizar tus formas naturales. La coherencia entre el discurso y la persona del orador es una poderosa palanca de convicción. Guardas un gran potencial en tu interior y nuestro método te permitirá exteriorizarlo a través del uso de la palabra.

Hablar bien e implicar al público

Y, por último, la quinta de las ideas fuerza que estructurará el libro: El orador no es el único protagonista. El hablar bien conlleva atender al todo orgánico que conforman los cinco elementos básicos de la comunicación oral: el orador, la audiencia, el discurso, el canal y las circunstancias.

Nuestro método no se centra en exclusiva en la figura del orador, ni siquiera en sus palabras, por importantes que sean. Para nosotros, la oratoria eficaz ha de tener en cuenta todos los elementos del acto de comunicación.

No se habla al vacío, se habla a una audiencia, para conseguir unos objetivos. Y se articulan las ideas a través de un discurso, que se pronuncia en un lugar determinado, a través de un medio y en unas circunstancias específicas y particulares para cada momento.

Hablar en público para conseguir lo que deseas.

Siendo conscientes de esta realidad compleja, nuestro método de oratoria la abordará en su conjunto. Pronto comprobarás la altísima eficacia que se obtiene con la mirada global que te proponemos y con el enfoque de la oratoria que te plantearemos.

LEER
¿Recursos Humanos frente a Relaciones Laborales?

Estructuraremos el libro en torno a los cinco grandes elementos que articulan la comunicación oral: el orador, el discurso, la audiencia, el canal o medio y la gestión de las circunstancias, que guardan entre sí una relación orgánica, íntimamente interrelacionadas e indisolubles entre sí.

Para que tu oratoria tenga éxito, deberás gestionar adecuadamente cada uno de estos elementos, atendiendo al conjunto que conforman.

Los abordaremos con profundidad de manera que puedas asentar el conocimiento básico de los mismos, al tiempo que practicas lo aprendido y lo interrelacionas con los elementos restantes.

Vamos a compartir un camino que, además de extraordinariamente útil, te resultará estimulante y divertido. Vas a descubrir al orador eficaz que habitaba agazapado en ti.

Es muy probable que a estas alturas te estés preguntando cómo podrás solucionar ese miedo escénico que te atenaza y atormenta cada vez que tienes que hablar en público. No te preocupes, vas a lograr superarlo, o, al menos, gestionarlo adecuadamente.

Todas las personas, en mayor o menos medida, lo hemos sufrido en nuestras propias carnes. Es más, incluso los oradores más experimentados suelen tensionarse antes de tomar la palabra.

De hecho, es bueno que así sea, porque esa tensión anima a la superación, a la adecuada preparación e impide que el exceso de confianza conduzca a la peligrosa improvisación.

Ya lo verás, lograrás superar el miedo escénico que ahora te aterroriza. Como comprobarás, este libro conforma, en verdad, un método de aprendizaje de oratoria eficaz.

Como indica el diccionario, un método es un modo ordenado y sistemático de proceder para llegar a un resultado determinado.

Nuestro objetivo es que aprendas a hablar eficazmente en público. Juntos, vamos a conseguirlo.  Para ello, combinaremos teoría con prácticas, fundamentos con ejercicios.    

Cómo hablar bien en público para conseguir lo que deseas
4.7 (93.33%) 3 votos

Sobre el Autor

Alberto Perez

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Sin Comentarios todavía!

No tenemos comentarios que mostrar, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un Comentario

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Twitter

Síguenos

RSS
EMAIL
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.directivosyempresas.com/libros/como-hablar-bien-en-publico-manuel-pimentel">
PINTEREST
PINTEREST
LinkedIn

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

REPORTAJE

REPORTAJE

Newsletter