Fusiones de bancos: CaixaBank y Bankia y lo que pueda venir…

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.


Pablo-Gil_Jefe-Estrategia-XTB

Por Pablo Gil – Jefe de Estrategia de XTB


Cuando echamos la vista atrás y miramos como era el sector bancario en España antes de la gran crisis financiera del 2008, en comparación con cómo es hoy, queda patente que se ha producido un tsunami. Las 18 entidades que actualmente aglutinan la mayoría del sector bancario español son el resultado de una década de fusiones o absorciones en las que han desaparecido otros 60 bancos o cajas de ahorros.

Fusiones y recortes de gastos

Si en 2017 fue Banco Santander el protagonista de comprar Banco Popular por un simbólico “1€”, ahora todos los ojos están puestos en el anuncio de fusión entre CaixaBank y Bankia, que dará lugar al banco más grande en España por activos, número de sucursales, empleados, hipotecas y créditos. 

bankia

En un entorno de tipos de interés al 0% desde hace años, y aún más importante, con una curva de tipos plana, es decir, sin apenas diferencial entre el coste del dinero a corto plazo y el coste del dinero a largo plazo, el margen de intermediación de los bancos está en mínimos y con ello su principal arma para generar beneficios.

A tenor de la fuerte recesión que ha provocado el Coronavirus a nivel mundial, lo más probable es que tengamos por delante varios años más con este nivel de tipos de interés históricamente bajos. Por tanto, este tipo de fusiones solo tienen sentido en el ámbito de recortar costes, ya que difícilmente generarán sinergias que permitan incrementos sustanciales por el lado de los ingresos.

Ajustes y primeras cifras aproximadas de la fusión CaixaBank-Bankia

España es uno de los países del mundo con mayor red bancaria y en concreto tanto Caixa como Bankia tienen una fuerte duplicidad de oficinas en grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. Por tanto, será inevitable que a lo largo de los próximos meses se anuncien reducciones de plantilla y cierre de sucursales a lo ancho y largo del territorio nacional. 

sede-de-caixabank

En principio, la Fundación La Caixa controlaría un 30% del grupo resultante de la fusión, mientras que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) bajaría su peso de casi el 62% actual al 14%, siendo el segundo mayor accionista.

De este modo el Gobierno podría recuperar parte de las ayudas inyectadas en el rescate de Bankia, que superaron los 24.000 millones de euros, y de los cuales tan solo ha recuperado hasta la fecha unos 3.000 a través de una venta parcial y vía dividendos. 

Próximas fusiones

Tan pronto se ha dado a conocer la fusión entre CaixaBank y Bankia, los inversores han comenzado a especular sobre el inicio de otras operaciones de este tipo. Y puestos a imaginar, lo más probable es que Banco Sabadell y BBVA sean los siguientes candidatos para emparejar.

Da la sensación de que el proceso de consolidación del sector que comenzó con la crisis financiera en 2008 no ha concluido, y que seguimos en un proceso de crear bancos más grandes y eficientes, aunque dicha eficiencia se vaya a conseguir principalmente mediante la reducción de costes y digitalización, lo que por desgracia implicará una fuerte reducción de plantilla en un entorno de recesión económica donde se espera que el desempleo en nuestro país vuelva a superar la cota del 20%.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!