Thinking Heads tiene la fórmula de la buena reputación de un CEO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Parece fácil, pero no siempre los conceptos de ser, hacer y decir están alineados en un alto dirigente. De eso se encarga la consultora Thinking Heads a la hora de posicionar la reputación de un líder.

Daniel Romero-Abreu, presidente y fundador de Thinking Heads, nos cuenta los pormenores de la reputación de un CEO en una organización. Una cuestión muy estratégica y que tantas ventajas competitivas puede dar a una entidad.

¿Cómo nace Thinking Heads?

Daniel Romero-Abreu. Presidente y fundador de Thinking Heads.
Daniel Romero-Abreu. Presidente y fundador de Thinking Heads.

Fundé Thinking Heads cuando estaba finalizando mis estudios en la universidad. Durante aquella etapa mi experiencia en las conferencias y seminarios me hizo ver que podía tener mercado.

Levanté fondos de capital riesgo en el año 2003 (300.000 euros), si bien este concepto aún no existía en España. Con ese capital y aportaciones familiares empecé nuestra actividad gestionando la primera agencia de conferencias en España y más adelante pasamos a liderar el sector en el mundo hispano.

Fuimos creciendo cada vez más, representando a personalidades de primer nivel (grandes directivos y autoridades políticas) con el objetivo de que pudieran transmitir sus ideas de la manera más eficiente con el propósito de ayudar e inspirar a sus audiencias. 

Lo siguiente que hicimos fue crear una agencia literaria para monetizar todos los contenidos de nuestros clientes en formato libro y posteriormente en otros formatos audiovisuales, hasta posicionarnos como un referente en este mercado. 

Con todo, Thinking Heads ha construido una metodología única para que un líder pueda posicionarse como referente en un entorno determinado. 

Hoy, después de cuatro años de transformación empresarial, hemos evolucionado hasta convertirnos en la consultora de posicionamiento de líderes pionera en su campo, capaz de potenciar el talento y el liderazgo de forma efectiva para que nuestros clientes puedan obtener el máximo impacto, tanto en términos de proyección pública de sus ideas, reputación personal, institucional, profesional y económicos.

En 2003 sería difícil captar el interés de grandes directivos de un mercado poco conocido hasta la fecha…

Comenzamos formalmente con las conferencias de los CEO y líderes hace seis años.  Iniciamos estos servicios por accidente, por peticiones que nos hicieron, hasta llegar a refinar este tipo de actividad. 

Thinking Heads ha construido una metodología única para que un líder pueda posicionarse como referente en un entorno determinado”

El verdadero reto de 2003 fue crear un mercado donde no lo había: el mercado de las conferencias. En aquel entonces todo era muy informal, la gente se echaba las manos a la cabeza cuando proponías pagar a un conferenciante. Todo aquello ha cambiado radicalmente y actualmente existe una gran competencia. 

El posicionamiento de líderes

Y en paralelo, el papel de los directivos se ha ido transformando…

Nosotros decimos que hay tres paradigmas para lo que se refiere al posicionamiento de líderes. En primer lugar, nos encontramos con una crisis de productividad generada por la tecnología: se necesita menos personal por su sofisticación.

En segundo lugar: la empresa se ve obligada a justificar su rol a nivel social y en este sentido, el papel del líder o el CEO se tiene que redefinir.  Cada vez se pide más al alto directivo que participe del debate social.  Y tercero, existe una nueva dimensión para este perfil, más orientada a las personas y a la relación con las mismas.

Posicionamiento y reputación de los CEO.

Se valora muy positivamente la accesibilidad y la transparencia de los líderes y los valores que encarnan. Se podría decir que estamos en la tercera ola de transparencia en la que se pide al líder que se involucre a nivel social.

Teniendo en cuenta esta realidad, no hay una única forma de gestionar la reputación de un líder. Hay que ir más allá del ámbito de la comunicación. 

En Thinking Heads trabajamos tres principios: lo que eres, lo que haces y lo que dices. La comunicación tradicional trabaja siempre en esto último. Pero el mundo ya no funciona así.

No hay una única forma de gestionar la reputación de un líder. Hay que ir más allá del ámbito de la comunicación

La metodología de Thinking Heads

Lo que hace nuestra metodología es incidir en el ser y en el hacer. El decir, que es una herramienta de comunicación, la usamos para amplificar el posicionamiento de nuestros clientes; pero está al servicio de lo primero.

Esta aproximación es lo que creo que nos hace únicos. El ser, el hacer y el decir tienen que ir alineados. La reputación es que estas tres cosas estén en consonancia. 

Reputación del CEO.

Tras más de 15 años en el mercado. ¿En qué momento se encuentra Thinking Heads? 

Tenemos un plan muy ambicioso por el que vamos a triplicar nuestro tamaño en los siguientes tres años. Vamos a seguir compitiendo en los sectores de conferencias y de consultoría de posicionamiento de líderes teniendo en cuenta sus ideas, conocimiento y capacidad de reflexión.

Volviendo a las conferencias, ¿cuál es el momento actual que se vive en este sector, teniendo en cuenta el auge de speakers expertos en cuestiones digitales?

Hoy en día se realizan miles de foros y eventos sobre cualquier tema. No obstante, podemos decir que no son muchos los eventos que se pagan en comparación con la cantidad de ellos que se llevan a cabo.

También habría que reseñar la diferencia de tamaño de mercado entre España y EE.UU., siendo este último 50 veces más grande. Tenemos un gran margen de crecimiento por delante. 

No siempre que se es muy conocido se tiene buena reputación o mucha credibilidad. 

De lo que se trata es de que tus audiencias te conozcan por las causas adecuadas”

¿Qué objetivos se ha marcado para este año?

Seguir consolidándonos en la gestión de posicionamiento de líderes y el trabajo que hacemos en el mercado de las ideas. Seguir creciendo a un buen ritmo con clientes y proyectos, tal y como lo estamos haciendo ahora. El foco para nuestros próximos tres años es España, Latinoamérica y Estados Unidos.

¿Qué diferencias observa en estos tres mercados?

Estados Unidos en realidad es la suma de muchos mercados distintos, pero el verdadero potencial reside en Nueva York, Washington, California y Miami, este último muy enfocado al ámbito latinoamericano. En este país hay mucha competencia, pero tengo que decir que los españoles, cuando nos ponemos a competir, somos muy buenos. 

A diferencia de EE.UU., España es un mercado pequeño, pero consideramos que es una buena base de operaciones para poder expandirnos. 

Las cualidades de un buen líder estudiadas por Thinking Heads.

Como consultor para CEO, ¿qué cualidades debe tener un CEO hoy en día? 

Nosotros trabajamos en el ser, el hacer y el decir, de forma que todo esté alineado. Si todo ello está unido y vinculado a unos valores sociales determinados, habrá una buena reputación, que será una ventaja competitiva para cualquier organización.

En muchas ocasiones detectamos que hay obsesión en el decir (o no decir) cosas y la gente se suele olvidar del ser y el hacer. Una de las cualidades básicas que ha de tener un CEO es ser bueno en lo que hace.

Una reputación empieza por dar resultados y a partir de ahí se pueden construir ciertas habilidades. En Thinking Heads trabajamos con muchos tipos de perfiles y cada uno tiene sus peculiaridades, pero el objetivo común en todos ellos es alinear estos tres ejes.   

En un mundo tan comunicativo y conectado como es el de hoy en día, ¿cree que los políticos o los CEO valoran la comunicación como tal o las redes sociales?

La gente perdona que te equivoques, pero no que la intentes manipular o que la mientas. Cuando los CEO se posicionan y les enseñas dónde pueden aportar, trabajan más confiados en sí mismos y se dejan llevar. En última instancia, la comunicación es una pieza más del final del proceso. 

El emprendedor Daniel Romero-Abreu.

¿Puede hoy una empresa adoptar un perfil bajo de comunicación? 

Creo que muchas veces se confunde el concepto de reputación con el de celebridad. No siempre que se es muy conocido se tiene buena reputación o mucha credibilidad. De lo que se trata es de que tus audiencias te conozcan por las causas adecuadas.

El silencio y la ausencia hoy en día son también formas de comunicación. La diferencia es que tal vez, no sea la correcta. No comunicar siempre es una forma de comunicación y no exclusivamente por la imagen que proyectas. 

El año pasado Thinking Heads puso en marcha las Gender Leadership Talks. ¿Qué objetivos se marcaron con esta iniciativa?

Gender Leadership Talks tiene como objetivo visibilizar a mujeres en roles de poder y promover el conocimiento de sus ideas en la sociedad a través de entrevistas sobre su potencial, la igualdad o el empoderamiento femenino.

Esta iniciativa es un elemento más para cambiar una situación que es totalmente insostenible. No tiene ningún sentido que no haya visibilidad de mujeres referentes. El talento está repartido y no entiende ni de géneros, ni de países. Creo que Gender Leadership Talks es totalmente necesario, como lo es también impulsar políticas activas para reducir la brecha de género en el entorno directivo. 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!