Boehner confía en que el Senado de EEUU acepte la "conferencia legislativa" para reabrir el Gobierno

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ha expresado este martes su confianza en que el Senado acepte la "conferencia legislativa", la comisión bicameral propuesta por la Cámara Baja para intentar evitar el cierre del Gobierno.

WASHINGTON, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ha expresado este martes su confianza en que el Senado acepte la "conferencia legislativa", la comisión bicameral propuesta por la Cámara Baja para intentar evitar el cierre del Gobierno.

"La Cámara de Representantes ha dado a conocer muy claramente cuál es su posición", ha declarado en rueda de prensa, después de que los demócratas y republicanos de las dos Cámaras hayan sido incapaces de llegar a un acuerdo para evitar la paralización de la administración pública, la primera desde 1995.

"Nuestra opinión es que de debemos financiar al Gobierno y que no debe mezclarse la justicia básica para todos los estadounidenses con el 'Obamacare'", pero "el Senado sigue rechazando nuestra oferta", ha proseguido, citado por la CNN.

"De acuerdo con la Constitución, existe una forma de resolver este proceso, que es la celebración de la conferencia para tratar sobre nuestras diferencias, y espero que el Senado acepte nuestra oferta de ir a la conferencia a discutir sobre esto, a fin de que podamos resolver esto en bien del pueblo estadounidense", ha concluido.

EL TECHO DE DEUDA

Estaba previsto que este 1 de octubre el Tesoro de Estados Unidos superara irremediablemente el límite de endeudamiento público, fijado en 16,7 billones de dólares, cayendo así en una nueva crisis de liquidez que podía llevar al cierre de la administración pública.

Para evitarlo era necesario que republicanos y demócratas se pusieran de acuerdo en el Congreso para ampliar el límite de endeudamiento público hasta los 988.000 millones de dólares, garantizando así el funcionamiento del Gobierno hasta la elaboración de los nuevos presupuestos generales.

La oposición republicana había elaborado un plan según el cual se comprometía a apoyar una ampliación del límite de endeudamiento público a cambio de nuevos recortes en el gasto público, centrados en la reforma sanitaria del Gobierno, a la que se conoce popularmente como 'Obamacare'.

Con el objetivo de imponer su plan, la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, aprobó el sábado un proyecto de ley para aplazar un año la aplicación de la reforma sanitaria a cambio de entregar más fondos al Gobierno, pero el Senado, de mayoría demócrata, lo rechazó.

A última hora del lunes, la Cámara de Representantes volvió a aprobar –por 228 votos a favor y 201 en contra– otro proyecto de ley con el mismo contenido y el Senado lo volvió a rechazar –con 54 votos en contra y 46 a favor–, haciendo casi inevitable el cierre del Gobierno.

En un último intento conciliador, la Cámara de Representantes propuso celebrar una "conferencia legislativa" para crear una comisión bicameral en la que resolver este asunto, pero el Senado se negó. "No iremos con una pistola apuntando a nuestras cabezas", dijo su presidente, Harry Reid.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!