Hito en la Reproducción Asistida: nace el primer bebé en Europa tras practicar una técnica cromosómica no invasiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El Hospital Ruber Internacional ha vivido el nacimiento del primer bebé en Europa tras la aplicación del test EMBRACE, un estudio no invasivo que hace su unidad de reproducción asistida que permite detectar alteraciones en los cromosomas del feto. Sin la necesidad de realizar una biopsia, el test EMBRACE, desarrollado por Igenomix, puede identificar los embriones con mayores probabilidades de ser cromosómicamente normales.

 

Se trata de una técnica que ofrece la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional desde junio de 2020 y el objetivo es que cualquier paciente de un ciclo de FIV pueda aumentar la eficacia de los tratamientos para tener un niño sano.

 

Bebés sanos y menor tasa de abortos

 

Además de evitar posibles daños a los bebés y de analizar eficazmente los cromosomas, el objetivo final del estudio es aumentar las posibilidades de conseguir embarazos de bebés sanos, así como reducir la tasa de abortos.

Y es que en el actualidad, con un aumento en la edad de las mujeres embarazadas, las complicaciones son mayores en este proceso y por ello se incrementan las posibilidades de alteración en los cromosomas de los embriones. Con esta problemática, es más difícil la implantación de embriones en las pacientes y en el caso de hacerlo, la alteración cromosómica suele derivar en abortos.

 

“En los últimos años, la FIV con la biopsia embrionaria (DGP o PGTA) han podido ayudar a minimizar estos riesgos y permitir identificar aquellos embriones que son cromosómicamente anormales”, explica el Director de Laboratorio y Científico de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional, doctor Yosu Franco.

 

Los especialistas de la Unidad de Reproducción Asistida del Ruber Interncional

 

La unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional coordinada por la doctora Elena Carrillo de Albornoz, Directora Médica de la Unidad, y cuenta con un grupo de profesionales de ginecología como son los doctores Jiménez, Martínez, Vegas, Ordenes, Bueno, Iniesta, Bau, Rexach, Vidal, Melia, Cabezuelo, Suarez y López, entre otros.

 

Todos ellos han implementado de forma rutinaria la citada técnica permitiendo que los embriones con mayores probabilidades de tener un numero correcto de cromosomas obtengan la puntuación más alta priorizándolos para la transferencia. Tal y como explica la doctora Carrillo de Albornoz, aunque la morfología del embrión es una buena metodología de selección embrionaria hasta el 35% de los embriones morfológicamente de buena calidad son aneuploides.

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!