En dos meses llega Ouigo, un hito para el sector ferroviario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

— Por Jesús Reglero, profesor de OBS Business School y socio de RS Corporate Finance

Desde el pasado 14 de diciembre de 2020, cualquier empresa puede solicitar al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en España y al operador de la infraestructura ferroviaria ADIF permiso para usar las infraestructuras ferroviarias (vías y estaciones) pagando el correspondiente peaje para desarrollar sus servicios de movilidad de pasajeros.

 

Esto representó un hito legislativo histórico, pero para los consumidores y usuarios el verdadero hito será el próximo mes de mayo cuando el operador francés SNCF se estrene con su marca comercial Ouigo y cubra por primera vez la línea Madrid-Barcelona, con paradas en Zaragoza y Tarragona.

 

La liberalización del servicio ferroviario es un síntoma de la continua madurez de la economía de mercado de un país como España. En economías de mercado, los monopolios se sustituyen por mercados con la presencia de unas reglas de juego propuestas por legisladores y reguladores.

Solo el cumplimiento de estas reglas permite la participación en esos mercados. Serán los oferentes y demandantes quienes decidan sobre los productos, sobre cuál es más atractivo para los consumidores según precio, calidad, estrategia comercial o experiencia.

 

Existe mucha controversia en algunas ocasiones sobre la bondad de liberalizar un servicio que se considera esencial. Se supone que para estos deben existir altos niveles de intervención en precios o incluso en los servicios ofrecidos. Muchos servicios deben ofrecerse a un precio determinado puesto que son en sí deficitarios y, sin estas intervenciones, nunca podrían existir.

 

Esto puede ocurrir con el transporte ferroviario; no obstante, desde mi punto de vista esta no puede ser una razón para no permitir la competencia y mantener monopolios. Es probable que para ciertos productos y servicios sea conveniente que exista más regulación y control con el fin de proteger al consumidor, pero la competencia de varios actores es positiva.

 

 

Con Ouigo habrá más personas que usen el tren

 

La liberalización del mercado ferroviario permitirá que más personas utilicen este medio, lo cual tendrá un efecto indirecto muy sustancial en las emisiones de CO2, un fenómeno que –con el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París– volverá a tener un protagonismo importante en los próximos años.

 

Damos la bienvenida a Ouigo y a todos los operadores nuevos que a partir de ahora quieran ofrecer sus servicios en España, puesto que estamos seguros de que esto tendrá un impacto positivo tanto en la vida de clientes y consumidores como en el propio desarrollo de la industria ferroviaria.

 

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!