Ley del Teletrabajo y los retos asociados para las empresas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La tramitación de la Ley del Teletrabajo se ha desarrollado tras diversas negociaciones entre la administración y los agentes sociales. Tras las negociaciones, parece que hoy habrá luz verde para una normativa que llegará como real decreto ley o como ley urgente, según se decida en Consejo de Ministros.

En cualquier caso, lo principal de esta ley del teletrabajo es que las empresas asumirán los costes del teletrabajo en sus empleados, aunque tendrán que negociar las condiciones de manera colectiva. En principio, el teletrabajo será voluntario y si se lleva a cabo un día por semana la norma no tendrá efecto en ese caso.

Aún así, se prevé que el teletrabajo siga siendo tendencia en estos tiempos pandémicos. Cisco, empresa referente en tecnologías para internet, estima que los trabajadores a distancia se han quintuplicado en esta pandemia del Covid, un dato que podría ser superior en España, país que contaba con un porcentaje inferior de trabajadores en remoto en tiempos pre Covid.

Retos ante la Ley de Teletrabajo

“El teletrabajo ha llegado para quedarse”, destaca Michel Rodríguez, Director de Colaboración en Cisco España. En plena tramitación de la Ley del Teletrabajo, “en Cisco creemos que en España habrá un modelo híbrido presencial y remoto. Para que este modelo tenga éxito, las empresas deberán invertir en tecnología y habilidades digitales, y además fomentar una cultura de colaboración, autonomía y confianza”.

Este cambio implica retos técnicos y de negocio, pero también culturales, de mentalidad y actitud que serán especialmente relevantes en la vuelta a la oficina.

teletrabajo

Los principales desafíos son técnicos

Los principales retos técnicos son el soporte tecnológico adicional para los empleados, el mantenimiento de los niveles de servicio y satisfacción de los clientes y la coordinación diaria de las actividades del personal/equipo.

Las reuniones ‘sociales’ de videoconferencia, y los canales ‘sociales’ de chat seguirán impulsándose para superar el principal reto social: la pérdida de relaciones interpersonales informales de tipo presencial.

Por su parte, los cambios culturales, de mentalidad y actitud conllevarán un mayor bienestar de los empleados y equilibrio entre vida personal y laboral, además de una política de contratación más inclusiva que abarque talentos más diversos y personas con discapacidad.

Ante este nuevo entorno de teletrabajo, Cisco prevé una importante inversión en servicios Cloud de videoconferencia y colaboración y herramientas de productividad para los usuarios. “Las empresas están descubriendo que el trabajo puede realizarse desde cualquier lugar de forma productiva, mientras los equipos se refuerzan con talentos diversos”, concluye Michel Rodríguez.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!