El envejecimiento poblacional sigue su aumento en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El problema del envejecimiento poblacional en España es cada vez mayor, aunque la tasa de dependencia todavía no alcanza la media europea.

El Instituto de Estudios Económicos ha hecho pública una nota incidiendo en el envejecimiento de la población española y la tasa de dependencia de personas mayores en comparación con la población activa.

En dicha información se explica que durante los últimos años ha aumentado la proporción de personas mayores de 65 años respecto de la población en edad de trabaja.

La llamada tasa de dependencia de la población con edad avanzada es un indicador importante relacionado con las pensiones, los servicios sanitarios y sociales de un grupo de población cada vez mayor. Es decir, un coste que tiene que asumir el país, dedicando cada vez más recursos a este capítulo en sus presupuestos.

En el conjunto de países de la UE-28, la tasa de dependencia ha alcanzado un promedio del 30,5% en 2018 frente al 25,5% correspondiente al año 2008.

No obstante, las cifras varían considerablemente entre los estados miembros de la Unión Europea, con países como Italia, Finlandia y Grecia que están cerca del 35% y otros que cierran la clasificación en torno a un 21%.

El país con la mayor proporción de personas mayores de 65 años es Italia con un 35,2%, figurando a continuación Finlandia y Grecia, ambos por encima del 34%, mientras que Portugal y Alemania ya están en torno al 33%. Suecia y Francia están, junto con Letonia, por encima del 31%, al tiempo que Croacia y Estonia también superan el promedio europeo.

Envejecimiento de la población en España.

Envejecimiento poblacional en España

Diecisiete países de la UE se quedan por debajo de la media. En España la proporción de personas con edad avanzada, dependientes de la población en edad de trabajar, ha alcanzado un 29,2% en 2018.

La cifra ha ido en aumento durante los últimos años, ya que en 2008 todavía estábamos en un 23,8%. Bélgica y los Países Bajos cuentan con una tasa similar a la española. Las tasas ya se sitúan por debajo del 25% en Chipre y Eslovaquia, siendo Irlanda y Luxemburgo los dos países con las cifras más bajas en le UE-28.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!