Caen los contratos temporales, los más habituales de nuestro mercado laboral

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Una investigación de Randstad asegura que en marzo se han firmado 419.000 contratos temporales menos que el año pasado. Una reducción del 27%.

Randstad ha llevado a cabo un estudio sobre cómo ha variado el mercado laboral en este último mes de marzo por el impacto del Covid-19 en nuestro país, con especial foco en la contratación temporal, la principal fuente de empleo de nuestro sistema. Para ello, ha estudiado datos procedentes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) del último mes y los ha comparado con los de marzo de 2019.

Se puede decir que existen muchas diferencias a tenor de lo observado por Randstad. Su informe concluye que que, con respecto a hace un año, la contratación temporal en el mes de marzo se ha reducido en un 27,4%, es decir, se han dejado de firmar 418.910 contratos de duración determinada. Esto supone pasar de los 1.530.027 contratos temporales de marzo de 2019 a los 1.117.117 actuales.

Aumentan los contratos indefinidos

La contratación indefinida ha tenido un comportamiento distinto, ya que la reducción ha sido del 19,1%, 8,2 puntos porcentuales menor que la temporal, pasando de las 179.821 firmas de hace un año, a las 145.393 actuales. Esto quiere decir que el peso de la contratación indefinida ha aumentado, pasando del 10,5% de marzo de 2019 al 11,6% del pasado mes. Sin embargo, los contratos temporales, a pesar de la caída de su peso con respecto al total, siguen suponiendo el 88,4% de total de la contratación.

diferencia de marzo 19-20 de contratos en España

“El desplome de la actividad económica, ya sea obligado por las administraciones o por la caída de la demanda, ha tenido una lógica correlación en el mercado laboral. A pesar de que son cifras terribles, datos como el aumento del peso de los contratos indefinidos y de la tasa de conversión no hace más que corroborar la importancia que tiene el trabajo temporal para acceder a uno de duración indeterminada”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research, quien también hace una predicción para los próximos meses: “Aunque aún no sabemos demasiados detalles sobre cómo será la desescalada posterior al confinamiento, podemos presumir que, a partir de mayo, actividades como la hostelería y el turismo hagan crecer la contratación temporal del sector servicios en dos dígitos con respecto a este mes de marzo”.

Agricultura e industria, sectores esenciales, acusan menos el parón

El estudio de Randstad ha tenido en cuenta aspectos como el  sector en el que profesional desarrolla su actividad. Así, destaca que aquellos sectores donde más peso tiene la contratación temporal es donde menos se ha reducido. Es el caso de la industria, que ha experimentado la caída más discreta de todos los sectores, el 14,4%, seguida por la agricultura, con un recorte en la contratación del 17,2%. Llama la atención que los contratos temporales supongan un 96,6% en el caso de la agricultura y un 89,2% en la industria, un peso que apenas se ha reducido con respecto al pasado año: una y ocho décimas respectivamente. Además, a estos sectores pertenecen muchas de las actividades que el Gobierno ha designado como esenciales durante esta crisis, por lo que su producción se ha visto menos reducida.

contratacion por sectores marzo 19-20

Distintos comportamientos han desarrollado el resto de sectores. La construcción ha sufrido un acusado recorte del 33,1% en la contratación temporal, el mayor de todos los sectores. Por su parte, el de servicios se redujo un 31,2% que, dado el gran tamaño de este sector en nuestra economía, supone la nada desdeñable cifra de 322.089 contratos menos. El peso de la contratación temporal en estos sectores fue del 86,9% y del 86,4% respectivamente, recortándose ambos alrededor de dos puntos porcentuales en relación al año pasado.

caen los contratos temporales por el coronavirus

Para Valentín Bote, el comportamiento de la contratación temporal en este mes denota el impacto de las medidas de hibernación económica decretadas por el Gobierno, ya que “los sectores en los que menos se ha reducido la contratación temporal han sido el sector primario y el de la industria, designadas muchas de sus actividades como esenciales en esta situación. Por otro lado, la construcción ha sufrido la caída más acusado por culpa a que todo el sector se ha visto obligado a parar”.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!