Los futuros de las materias primas: un activo a tener en cuenta para el inversor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Aunque el mundo postcovid se encuentre ahora mismo en plena época de rebrotes, lo peor ya ha pasado en muchos países y toca esperar la llegada vacunas, algunas de ellas ya en los últimos ensayo clínicos y con muchas esperanzas para la comunidad científica. Será el momento en el que ya podamos hablar de recuperación y por ello el mercado se encontrará en plena escalada a nivel mundial. En ese momento tocará mirar a las materias primas. De momento, los futuros sobre materias primas ya van señalando el camino.

Volviendo a escenarios de crisis como el actual, se puede decir que el mercado de las materias primas se ha visto especialmente en algunos casos, no tanto en otros. 30 commodities han registrado pérdidas en marzo y un número muy cercano también está en rojo en términos anuales.

En aquel mes, la falta de demanda y las cadenas de producción paralizadas a nivel global supuso un shcok para materias primas como el petróleo. En el otro lado de la moneda, encontramos productos agrícolas, cuando se decía que la naranja y su vitamina C podía generar defensa ante un posible contagio por coronavirus. ¿Se acuerdan cuando los supermercados estuvieron casi desabastecidos por estos productos y los agricultores no daban abasto?

Otro repunte importante es el que ha experimentado el café, la harina o el trigo. Visto así, los futuros de estas materias primas se deben tener muy en cuenta cuando vuelva a aparecer una nueva pandemia en el mundo y la sociedad deba confirmarse. Es una de las lecciones que habrán aprendido los inversores de cara a incorporar este tipo de activos a su mix en la cartera.

futuros-materias-primas

Mercado de futuros de materias primas

Antes de seguir hablando de precios, subidas, bajadas y volatilidades, conviene aproximarse a lo que es el mercado de futuros de materias primas, considerado por muchos como complejo, si bien se trata de un derivado financiero con mucha historia (sus orígenes datan del siglo XVII).

Por definición, el inversor y el mercado firman un acuerdo para comprar o vender un activo en un momento específico en el futuro a un precio determinado. Algo así como una compraventa aplazada en el tiempo que, aplicado a commodities, atendería a bienes de consumo de origen vegetal, animal, metal, energético y mineral. 

Siendo muchas las bolsas y mercados que mueven inversiones en futuros de materias primas, las principales son las de Estados Unidos, Reino Unido, China y Japón.

Desde esta aproximación, es hora de conectar con un intermediario para operar con materias primas en tu cartera de inversión, según empiezan a afirmar algunos gestores en este tiempo postcovid.

“Creemos que estamos en el mínimo de la recesión del Covid-19, o ya lo hemos pasado”, comenta Jeroen Blokland, gestor de cartera senior del fondo multiactivos de Robeco. “Eso significa que la demanda mundial empezará a mejorar ahora. Lo mismo le ocurrirá a las materias primas y en especial a los metales industriales.”

“Al mismo tiempo, en el mercado de materias primas están empezando a tomar forma ajustes por el lado de la oferta. Los metales preciosos también ofrecen potencial alcista en circunstancias económicas diferentes, en especial si la recuperación económica mundial flaquea, o si las expectativas de inflación aumentan. Por tanto, desde una perspectiva técnica ha llegado la hora de sobreponderar materias primas, lo que nosotros hemos realizado de forma neutral para la cartera”.

Metales preciosos: oro

Ya hemos dicho en otras ocasiones que el oro siempre es un valor refugio cuando vienen mal dadas. Respecto a ello, el gestor mantiene que los metales preciosos son un buen activo para diversificar la cartera porque pueden servir de cobertura si las cosas no salen como se preveía. En cuanto al oro, afirma que “ofrece una cobertura atractiva para distintos escenarios macroeconómicos”, puntualiza. “Su condición de refugio seguro quedó patente cuando el coronavirus afectó a la economía mundial. En abril, el precio del oro se elevó por encima de los 1.700 dólares, aproximándose a sus máximos de 2011 y 2012. En marzo y abril, el oro generó una rentabilidad positiva de más de 6%”.

Por otro lado, añade que no hay que olvidarse de la hermana pequeña del oro, que es la plata. Desde Robeco esperan un buen comportamiento de este otro metal, en primer lugar por oro y plata suelen ir de la mano. Tampoco hay que olvidar que la plata tiene uso industrial del que podría beneficiarse por una recuperación de la demanda mundial.

invertir-en-materias-primas

La industria repuntará antes que los servicios

Toca mirar pues a los sectores industriales como motores de la recuperación económica mundial, antes que los servicios. Blokland señala que los datos disponibles apuntan a que los sectores industriales saldrán con más fuerza de la recesión del coronavirus que los de servicios, que todavía sufren medidas para contener el virus, como la distancia social. 

En opinión del experto, las medidas vigentes tendrán un efecto más duradero en determinados sectores de servicios que en los industriales. “Los últimos suponen el grueso de la demanda de materias primas. El hecho de que los índices de gestores de compras (PMI) de servicios de todo el mundo cayeran a niveles mucho más bajos y que se hayan recuperado menos que los PMI favorece esa hipótesis.”

“Además de una recuperación de la demanda, también prevemos un ajuste por el lado de la oferta. El reequilibrio de los mercados de materias primas ha comenzado y seguirá en los próximos meses y trimestres. El petróleo es un buen ejemplo de ello, al haber recortado la OPEC+ el suministro en casi 10 millones de barriles al día.”

Este es el contexto y una básica explicación a cómo funciona este mercado. Lo importante, en cualquier caso, es tener suficientemente conocimiento y visión para operar en este entorno. De ahí que lo normal es ir acompañado de un gestor especializado. 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!