Siga estos cinco consejos para prevenir estafas telefónicas (actualmente en auge)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Los expertos en ciberseguridad y delitos informáticos han reportado un aumento de estafas telefónicas a la población en los últimos meses, coincidiendo con la llegada de la pandemia.

Estas estafas son a nivel profesional como casos de vishing, que consisten en estafas telefónicas para obtener dinero. Se le ha llamado vishing por su similitud con el ya conocido “phishing”. Se trata de ciberdelincuentes que quieren ganarse la confianza del interlocutor haciéndole creer que son operarios de alguna compañía o entidad de relevancia, como la compañía telefónica o la Seguridad Social, por ejemplo.

Vishing: estafas telefónicas que mezclan temática digital

Para dar más credibilidad al mensaje, dan datos personales (número de contacto, ubicaciones, etc.) que obtienen en Redes Sociales y webs de intercambio o compraventa, como Milanancios o Wallapop. Entonces, a través de diferentes mecanismos, consiguen obtener dinero de estas personas de forma ilícita.

“Con la crisis del Covid hay más familias con situaciones económicas realmente complicadas y esta vulnerabilidad está siendo aprovechada por los atacantes. Este verano, por ejemplo, se destapó el vishing relacionado con la Seguridad Social en el que hacían creer que iban a hacer una devolución de 300 euros por Bizum para que llegara lo antes posible y el interlocutor en lugar de cobrar, lo que hacía en realidad era pagar esa cantidad”, ha explicado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

Por su parte, Miguel A. Juan, socio-director de S2 Grupo, pide actuar con rapidez para evitar estas situaciones, “y, si tenemos alguna duda, consultar con alguna persona de confianza antes de realizar alguna acción”,

aumentan-los-delitos-de-vishing

5 cosas que se deben y no se deben hacer ante posibles estafas telefónicas

Con todo, desde S2 Grupo han destacado cinco claves que ayudarán a prevenir caer en las redes del vishing:

  1. Nunca facilitar datos sensibles como cuentas bancarias, números de tarjeta de crédito ni de seguridad como la fecha de caducidad o el código de seguridad de tres números.
  2. Si recibimos una llamada que nos hace dudar, colgar y buscar la manera de contactar de nuevo con la supuesta compañía que nos ha llamado. Si es una compañía oficial podremos hacerlo sin problema.
  3. Desconfiar de llamadas realizadas a través de números ocultos.
  4. Instalar algún tipo de aplicación de llamada que alerte ante un posible caso de fraude por los filtros anti-spam que incorporan.
  5. Alertar de estos timos a las personas más vulnerables, como suelen ser los mayores, porque suelen ser más susceptibles a las estafas.

 

 

 

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!