Representantes del FROB descartan irregularidades en Unnim

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Abad mantenía contacto con la Generalitat en nombre de los cuatro administradores

Abad mantenía contacto con la Generalitat en nombre de los cuatro administradores

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

Dos de los cuatro representantes del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como administradores de Unnim, Jesús Gonzalvo y Antoni Abad, han afirmado este lunes que no detectaron irregularidades en Unnim ni en las indemnizaciones de sus directivos.

Lo han expuesto en la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras y la posible vulneración de los derechos de los consumidores.

Gonzalvo ha explicado que en todo caso constataron "errores en la toma de decisiones" de los directivos respecto a la asunción de riesgos, por el elevado peso que alcanzó el negocio inmobiliario, y ha añadido que como administradores del Frob encargaron un informe sobre las retribuciones al bufete de abogados Uría y concluyó que todo estaba dentro de la legalidad en Unnim.

Abad ha argumentado que en Unnim las jubilaciones fueron "acordadas y pactadas" cuando se produjo la fusión, y en la etapa posterior a la venta a BBVA también fue todo acordado, mientras que no fue un tema a tratar en la etapa de intervención del Frob.

CONFLICTO DE INTERESES Y RETRIBUCIÓN

Gonzalvo, preguntado por la posibilidad de un conflicto de intereses por su pasado profesional en BBVA a la hora de vender Unnim, lo ha descartado, ya que los administradores no intervinieron en el proceso de venta y adjudicación: "Estábamos encargados de la gestión del día a día y de proporcionar la información necesaria, y por esa regla, la mayoría era para el Santander, donde trabajaron los otros dos administradores".

Su sueldo, en un cargo de dedicación exclusiva, era de 180.000 euros anuales facturados mensualmente, por lo que recibió 10 mensualidades –de octubre de 2011 a julio de 2012– dado que fue el tiempo que pasó entre la intervención del Frob y la venta de Unnim a BBVA.

FALTA DE CAPITAL

Gonzalvo ha asegurado que Unnim no pudo sobrevivir en solitario porque no tenía capital suficiente, no pudo encontrar capital privado y no podía cubrir provisiones futuras por su modelo de negocio con elevado peso inmobiliario, con la llegada de "una crisis brutal que no esperaba nadie".

Respecto al reparto de responsabilidades, ha considerado que los órganos de administración de las cajas son más responsables porque son los que tenían el poder de decidir y de cambiar a sus directivos, más que el Banco de España.

De los cuatro administradores en nombre del Frob, Abad fue el encargado de mantener contactos con la Generalitat de Cataluña sobre la evolución de Unnim, y reportaba a los otros tres. "No tuve ningún contacto con la Consejería de Economía", ha asegurado Gonzalvo.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!