Kutxabank destinará 27 millones a Obra Social con cargo a resultados de 2013, el 25% del beneficio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 
Ve "clarísimo" el proceso de reducción de capital de las cajas en Kutxabank y trasladará una propuesta al consejo en marzo o abril

Ve "clarísimo" el proceso de reducción de capital de las cajas en Kutxabank y trasladará una propuesta al consejo en marzo o abril

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

Kutxabank destinará un máximo de 27 millones a Obra Social con cargo a los resultados de 2013, que supone el 25% de su beneficio, que es el límite que le marca el Banco de España. El presidente de la entidad, Mario Fernández, ha señalado que el actual modelo es "endeble" de cara a garantizar las aportaciones a Obra Social y cree que hay que buscar más fuentes de ingresos.

Fernández ha realizado estas manifestaciones en una rueda de prensa en Bilbao para presentar los resultados del 2013 de la entidad, que ha celebrado este mismo jueves un Consejo de Administración.

Precisamente, en este Consejo de Administración se ha aprobado someter a la Junta de Accionistas la política de dividendos, teniendo en cuenta que el total de dividendos que se podrán repartir en 2014 con cargo a los resultados de 2013 serán 27 millones.

Fernández ha explicado que el Banco de España ha establecido que cualquier dividendo con cargo a resultados de 2013 no podrá suponer más del 25% de los resultados consolidados y, de ahí, sale esa cifra de los 27 millones de los que se dispondría para la Obra Social. Esta limitación también se extiende al ejercicio 2014.

En 2013 se aprobaron dos dividendos, uno de ellos complementario (27,9 millones) que se aprobó en diciembre del pasado año y que puede ser utilizado a lo largo de 2014.

Fernández, que ha apostado por una política de dividendos "agresiva", ha señalado, a la vista de estas limitaciones y de las que se puedan establecer en el futuro, que el modelo actual de cara a garantizar las aportaciones a la Obra Social, basado únicamente en los beneficios, es "endeble", en la medida en que solo proviene de una "fuente de suministro", lo que hace difícil realizar una planificacion "razonable".

En este sentido, se ha mostrado favorable a ir a un modelo como el italiano en el que existen otras fuentes para la aportaciones a la Obra Social como pueden ser las derivadas de los ingresos por las ventas de acciones de las inversiones de las cajas. Por ello, ha insistido en que tiene que haber una "diversificación de los ingresos" que se utilizan para la Obra Social.

CONSECUENCIAS DE LA LEY DE FUNDACIONES BANCARIAS

Una financiación "razonable" en la Obra Social y el arraigo de la entidad en Euskadi son los pilares que quiere preservar Mario Fernández de cara al proceso de reestructuración que deberá acometer Kutxabank para cumplir con la Ley de Fundaciones Bancarias que obliga a que en el plazo de cinco años ninguna caja disponga más del 50% del capital de un banco. En la actualidad, el BBK ostenta en Kutxabank un 57%, Kutxa un 33% y Vital un 11%.

En principio, según apuntó Fernández recientemente, se plantea que la fundaciones bancarias resultantes de la transformación de las cajas tendrán un 30% del control y el 70% resultante podría estar constituido por flujo de capital.

El presidente de Kutxabank ha explicado que las cajas deberán decidir antes del 28 de diciembre de este año, bien juntos o por separado, el momento en que se transforman en fundaciones bancarias y, a partir de ese momento, empezarían a correr los plazos para que reducir su participación en el capital del banco.

Mario Fernández ha asegurado tener "clarísimo" cómo se tiene que realizar todo este proceso, pero no ha querido desvelar su propuesta y ha señalado que en el consejo de Administración de finales de abril o principios de marzo pretende presentar una "propuesta meditada" que se trasladaría, posteriormente, a los accionistas.

El presidente de Kutxabank ha apuntado que, lo primero, debe ser "determinar las reglas de juego" y que los "distintos interesados" lleguen a consensos para abordar una segunda fase en la que se deberá abordar la manera de llevar a cabo el proceso garantizando la financiación de la Obra Social y el arraigo de la entidad en Euskadi. Fernández ha defendido que hay que empezar a actuar "pronto y bien" y que "tenga sentido con lo que vas a hacer después".

PARTICIPADAS

En su comparecencia, se ha referido a la cartera de participadas y ha apuntado la posibilidad de transferir una parte de la cartera a las fundaciones bancarias con la idea de "hacer más visible" el arraigo de la entidad en Euskadi y también de obtener otra vía de ingresos como consecuencia de los resultados que se obtengan en estas sociedades.

Fernández ha indicado que no se ha elaborado una lista definitiva sobre las participadas que se pueden transferir a las fundaciones o las que quedarían en manos de Kutxabank, aunque sí ha precisado que, entre estas últimas, se encontrarían Iberdrola, Enagás y CLH.

Precisamente sobre la reducción de la participación de Kutxabank en Iberdrola, ha rechazado que se haya interpretado que el banco "se marcha" de la eléctrica, cuando su decisión de vender respondía a que habían sobrepasado el porcentaje de concentración de riesgos que establece la regulación.

De hecho, Fernández ha indicado que la operación se ha hecho "con pérdidas" y que, si respondiera únicamente a su voluntad de reducir participación en la eléctrica, habrían esperado a "ganar dinero".

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!