Directivos y Empresas



 Últimas Noticias

5 claves para diseñar la estrategia de innovación europea

5 claves para diseñar la estrategia de innovación europea
octubre 17
12:28 2019

McKinsey Global Institute (MGI) ofrece una radiografía del estado de la innovación en Europa y sugiere cinco claves que permitirían a la región aprovechar sus puntos fuertes y alcanzar una escala suficiente para competir de forma más eficaz.

El informe Innovación en Europa: Cambiando el juego para recuperar una ventaja competitiva, destaca los campos en los que Europa continúa siendo fuerte, incluyendo el talento investigador, la investigación y el desarrollo privados, y aquellos puntos en los que aún se encuentra por detrás de EE.UU. y, cada vez más, de China, incluyendo las plataformas digitales, las empresas superestrella y la próxima generación de tecnologías «de vanguardia».

Asimismo, sugiere campos en los que Europa podría aprovechar sus puntos fuertes, como son la consolidación de su posición destacada a nivel mundial en gobernanza de datos, además de enfatizar la apertura y la conectividad y el aprovechamiento de la envergadura de empresas globales.

De los resultados del estudio sobre el estado de la innovación en Europa podemos destacar:

-Start-ups y financiación de proyectos: El número de start-ups europeas centradas en inteligencia artificial (AI) se ha triplicado en los últimos tres años y la inversión en tecnología europea ha alcanzado un nivel récord, con una inversión de 23.000 millones de dólares en 2018. Sin embargo, Europa ha transformado las promesas digitales en éxito con empresas «unicornio» – start-ups valoradas en más de 1.000 millones de dólares- la mitad de la tasa observada en EE.UU. y, además, la financiación mediante capital continúa siendo un mecanismo de aportación de fondos infrautilizado.

talento en startups.

Talento: La comunidad investigadora europea es mayor, pero también más difusa, que la de Estados Unidos o China. El número de desarrolladores de software europeos ha crecido a un ritmo del 4 al 5 por ciento en los últimos dos años, con un total de 5,7 millones de profesionales en la actualidad, muy por delante de los Estados Unidos, con 4,4 millones.

LEER
La Cumbre del Clima (COP25) de Madrid: todo un reto a nivel organizativo

-Adopción digital: Tanto el número de digital attackers como la cuota de ingresos correspondientes son significativamente menores que los de Estados Unidos. En consecuencia, la brecha de digitalización en Europa se mantiene en torno a un tercio del nivel de Estados Unidos.

-I+D: Europa está perdiendo cuota, especialmente en los sectores digitales. Si examinamos las empresas de software y servicios informáticos que se encuentran entre las 250 con mayor gasto en I+D a escala mundial, el gasto en I+D de las empresas europeas solo ha representado alrededor del 8% del total mundial, por debajo del 11% de las empresas chinas y muy por debajo del 77% de las empresas con sede en EE.UU. en 2018.

Pocas empresas ‘superestrellas’ europeas

Sin embargo, lo más destacado es que Europa se enfrenta a una desventaja estructural por fragmentación en un mundo digital e intangible en el cual la escala es un elemento cada vez es más importante. La relevancia de Europa en «superestrellas» (grandes empresas que se encuentran en el 10 por ciento superior a nivel mundial, siguiendo una valoración por beneficios económicos), se ha reducido aproximadamente un 50 por ciento en las dos últimas décadas, mientras que se ha mantenido constante en Estados Unidos y Canadá y ha aumentado significativamente en la región de Asia Pacífico.

“Observamos una necesidad real y una oportunidad de que Europa defina su propio y único modelo de innovación, aprovechando sus numerosos puntos fuertes, sacando partido de la fragmentación y eliminando las barreras que le impiden aprovechar su amplio mercado y su gran escala»

Jacques Bughin, director de MGI

Europa debe aprovechar su gobernanza en data para en su estrategia de innovación.

5 claves para un modelo de innovación en Europa escalable

1Aprovechar la potencia industrial de Europa para beneficiarse de su escala y de la difusión de las tecnologías a través de las cadenas de suministro. En este sentido, operadores de telecomunicaciones, proveedores, fabricantes de automóviles y camiones, y suministradores están realizando esfuerzos en investigación para lograr un mayor alcance en el acceso a clientes y datos en el sector del automóvil.

LEER
Estas son las regiones españolas más competitivas (fiscalmente hablando)

2Consolidar su posición como región más destacada en gobernanza de datos a nivel mundial, nivelando el terreno de juego con las grandes plataformas, mediante el replanteamiento del acceso a los datos y usuarios, así como a los estándares. Por ejemplo, los gobiernos europeos podrían abrir el acceso a los datos en sectores estratégicos como el transporte o la asistencia sanitaria, para obtener beneficios tangibles como el incremento de la eficacia de los medicamentos.

3Utilizar su importante alcance de adquisiciones para el sector público para impulsar la innovación en bienes y servicios digitales. El gasto europeo en adquisiciones para servicios públicos asciende a unos 2.000 millones de euros anuales, y una parte de dichos gastos podría utilizarse eficazmente para generar una mayor demanda en innovación. Un primer paso importante podría ser avanzar rápidamente hacia un mayor gobierno electrónico.

4Hacer hincapié en la apertura y la conectividad como alternativa a fragmentación mediante el cambio de los flujos migratorios de personal altamente calificado y la conexión de los ecosistemas locales. Algunas redes como Innovate UK y Cap Digital en Francia ya están mostrando el valor de los ecosistemas fuertes. La creación de mejores rutas de acceso para los profesionales altamente cualificados de otros países y la modificación de los impuestos sobre las participaciones accionariales podrían convertir a Europa en una región más atractiva para el talento internacional.

5Aprovechar los beneficios de las empresas mundiales en Europa en beneficio del propio continente. Europa tiene una economía relativamente abierta y podría hacer un mayor esfuerzo para animar a las empresas internacionales, incluidas las de China y Estados Unidos, a trasladar la actividad innovadora al continente.

Sobre el autor

Alberto Perez

Alberto Perez

Artículos relacionados

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Publicidad

Twitter

EDICIÓN IMPRESA

Portada Directivos-y-Empresas-162

REPORTAJE

REPORTAJE

Newsletter

Publicidad

Publicidad