Tesla, un gigante tecnológico que va mucho más allá del coche eléctrico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Aunque mundialmente conocida por el coche eléctrico, la multinacional Tesla va mucho más allá de la industria automovilística. Se trata de un conglomerado tecnológico cuya sede se ubica en Silicon Valley (California), un lugar que no crea empresas tecnológicas, sino compañías que van a estar en lo más alto del mundo digital.

Además de la industria de los vehículos eléctricos, Tesla ha roto moldes en multitud de sectores (energía renovable, exploración espacial, futuros viajes a Marte…). La empresa del millonario Elon Musk tiene muchas posibilidades de multiplicar su valor en los próximos años y convertirse en la compañía más valiosa de Estados Unidos.

Tesla: un gigante tecnológico

Tesla es un conglomerado tecnológico por varias razones. La primera de ellas es que está creando gran cantidad de software, el cual se incorpora a todo el hardware producido por la compañía. De hecho, ha implementado actualizaciones durante años, mientras otros fabricantes de coches están intentándolo todavía. En su automóvil eléctrico, la compañía ha instalado sus propios sistemas operativos, diseñados y mejorados constantemente por su personal.

Pero Tesla también fabrica otro tipo de tecnología: paneles y tejas solares, diferentes tipos de baterías, estaciones de carga, ordenadores e importantes componentes tecnológicos con los que equipa sus vehículos.

El año 2012 supuso un revulsivo para la entidad, ya que empezó la construcción de su red Tesla Superchargers (tanto en Estados Unidos como en Europa), un sistema de estaciones de carga rápida que no supone ningún coste adicional para los propietarios.

En 2015, Tesla presentó también una línea de baterías para almacenar energía eléctrica proveniente del sol para uso en hogares y negocios. Sería el principio de una diversificación de productos que le convertirían en Tesla Inc, un factor que reflejaba el hecho de que ya no era simplemente un fabricante de coches.

tesla vehículo eléctrico

De hecho, esta línea de productos sirvió para desarrollar sus famosos techos solares. En este sentido, comenzó a fabricar tejas de vidrio invisibles similares a las normales, pero mucho más duraderas y capaces de producir energía eléctrica para toda una casa.

Pocos saben que, en 2018, Tesla se dedicó a vender una edición limitada de tablas de surf rojas y negras. Entre sus características, destacaban su particular acabado (similar a los vehículos de la compañía) y sus refuerzos de fibra de carbono.

Otro de los productos más originales que ha elaborado la empresa es el cargador de teléfonos inalámbrico, el cual no es mucho más grande que el móvil en sí y funciona con todos los teléfonos habilitados para Qi.

El coche Tesla

A lo largo de los años, Tesla ha demostrado que los vehículos eléctricos pueden ser estéticos y funcionales. De hecho, todos sus modelos combinan un rendimiento sobresaliente e interiores de alta tecnología. Por ejemplo, el modelo crossover X tiene espacio para siete personas y es el Tesla más caro. Entre todas sus características, destacan sus exclusivas puertas Falcon Wing.

En relación a la gama sedán, tiene dos modelos:

– El modelo S, el más grande y caro de los dos, posee la potencia de un coche de carreras.

– El Tesla Model 3 presenta un menor rendimiento, sin embargo, no está exento de una gran potencia.

En la actualidad, la compañía está trabajando en otros dos prototipos: el Roadster y la camioneta Cybertruck.

Algo que tienen en común todos estos modelos es que Tesla solo fabrica coches eléctricos, ninguno consume combustible que emita gases de efecto invernadero o genere dióxido de carbono. Otros aspectos que comparten todos sus vehículos son su elegante y moderno diseño (con unos complementos de alta tecnología) y su gran pantalla táctil digital.

Tesla lanzó su primer automóvil, el denominado Roadster, en el año 2008. En las pruebas realizadas en la propia compañía, logró recorrer casi 400 kilómetros con una sola carga, un alcance sin precedentes hasta ese momento en un vehículo eléctrico. Test adicionales mostraron que su rendimiento era comparable al de muchos coches deportivos que emplean gasolina como combustible: podía acelerar de 0 a 100 en menos de 4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Cómo nació esta empresa

Tesla fue fundada en el año 2003, poco tiempo después de que General Motors destruyera los prototipos de su vehículo eléctrico, el EV-1. En 2004, Elon Musk llegó a la compañía y proporcionó gran parte del capital que necesitaba para gestionarla. En ese momento, fue refundada con la idea de fabricar coches eléctricos y venderlos en masa.

Para conseguir este ambicioso objetivo, Musk diseñó una estrategia de tres niveles. En primer lugar, lanzó un coche deportivo. Posteriormente, un sedán que costaba 60 000 dólares y, finalmente, redujo el precio de estos modelos y empezó a venderlos de forma masiva.

Sin embargo, esta hoja de ruta se desvió un poco de la cronología inicial. La primera fase se lanzó en 2008 con el Tesla Roadster, pero resultó un poco más caro de lo previsto. Cabe destacar que se vendió durante cuatro años y no se volvió a fabricar y que este modelo fue enviado al espacio por la otra empresa de Musk, SpaceX.

tesla model x autopilot.

Qué le depara el futuro

Predecir el futuro para cualquier organización es un ejercicio difícil, pero, cuando se trata de Tesla, es algo casi imposible. Después de todo, el fabricante es conocido por su irregular rendimiento, sobre todo en cuanto a la creación de coches se refiere. Por otro lado, no se debe olvidar que está trabajando en un mercado donde cada vez hay más competencia, lo que amenaza constantemente su privilegiada posición.

No obstante, Tesla podría seguir siendo el líder de un mercado que va a crecer de manera notable en los próximos cinco años. Para continuar esta senda de éxito, la compañía necesita una demanda sólida, expansión internacional, diversificación hacia otros mercados y, por supuesto, a su CEO al frente. Una tarea difícil pero que, a juzgar por sus últimas actuaciones, es posible.

En definitiva, el coche eléctrico surgió y se afianzó en el mercado de la mano de Tesla, una empresa que, gracias a la diversificación de su oferta, se ha convertido en todo un conglomerado TIC.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!