Indra ha generado más de 3.000 empleos en los últimos dos años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Así lo ha asegurado el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell en los Desayunos Esade. El directivo ha subrayado especialmente la transformación que ha desarrollado su organización.

“Indra seguirá creando y manteniendo empleo relacionado con la innovación y la tecnología en España, gracias a la evolución positiva de su negocio”, ha asegurado Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, protagonista hoy de ‘Desayunos Esade’, organizados por Esade Alumni en colaboración con CriteriaCaixa.

El presidente de Indra ha afirmado que “la compañía cuenta con unos 49.000 empleados (lo que supone un aumento de alrededor del 13% sobre el cierre de 2018) y que en 2019 ha generado más de 1.400 empleos netos en España, sumando más de 3.000 empleos generados en los últimos dos años”.

Abril-Martorell ha destacado que “Indra genera empleo de alto valor y oportunidades de desarrollo en España para los profesionales más preparados: más del 80% de sus profesionales son ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación y más de 7.000 jóvenes profesionales iniciaron su carrera en Indra en los últimos tres años».

Con nuestra actividad hacemos una aportación de valor a la sociedad en términos de empleo cualificado, estabilidad y futuro”

Abril-Martorell ha relacionado esta capacidad de creación de empleo con la transformación de la compañía y con el mantenimiento del apoyo de sus grandes clientes de los ámbitos público y privado. Para explicarlo, ha puesto como ejemplo el programa FCAS, futuro avión de combate europeo y acerca de éste ha destacado que “puede permitirnos impulsar en España un sector de sistemas de defensa líder, avanzado y exportador. Si lo hacemos bien, significará empleo de calidad, oportunidades para nuestros jóvenes ingenieros, actividad económica y de I+D en España”.

Al respecto ha asegurado que “la elección de Indra como coordinador industrial español es de lógica. Cualquier otra opción que no fuera Indra, tendría el riesgo de acabar relegando a la industria española a las tareas de menor valor añadido, auxiliares y fabriles, a ser subcontratistas, que, si bien también tiene valor, en el contexto de la globalización y la digitalización que estamos viviendo nos dejarían en el furgón de cola”.

Transformación empresarial y cultural de Indra

Además, Abril-Martorell ha repasado la profunda y completa transformación que ha desarrollado Indra en los últimos años. Aunque ha recalcado que la compañía “tiene mucho trabajo por hacer”.

Esta transformación ha dado lugar a una compañía que es hoy más fuerte, está más enfocada y tiene un potencial de crecimiento atractivo y que esta transformación se ha producido en paralelo al mantenimiento de una cuenta de resultados positiva”.

Al repasar los elementos más destacados de la transformación de Indra, ha señalado que “un primer grupo de iniciativas de choque que permitieron revertir y mejorar gradualmente la situación financiera, con la vuelta a la rentabilidad y a la generación de caja en 2016. Por otro lado, “la dinamización comercial, que ha conseguido que la contratación y la cartera de Indra estén en máximos”.

Abril-Martorell, presidente de Indra

La transformación del negocio de Tecnologías de la Información “ha conseguido una mejora estructural de sus resultados, gracias a la sofisticación de la oferta con una evolución gradual pero sostenida del mix de oferta hacia el alto valor, con foco en producto y propuestas de valor end-to-end y la ejecución de planes de mejora de la eficiencia y optimización de los costes de las operaciones”.

Además, el presidente de Indra ha señalado el actual proceso de dar la vuelta al negocio en Latinoamérica, “que ha supuesto que toda la región presente EBIT positivo en 2018 y buenas perspectivas de crecimiento”. Finalmente, “mantener un esfuerzo sostenido en I+D que nos distingue de los competidores, como prueba el hecho de que Indra es la segunda empresa española TIC en inversión en I+D”.

Adicionalmente, Abril-Martorell, ha destacado como crítica la transformación cultural puesta en marcha en Indra. “Crear un entorno de trabajo atractivo e inspirador para los profesionales de talento es fundamental para nuestro futuro y la mejor forma de que Indra consiga a largo plazo sus fines y objetivos en la era del talento y del conocimiento”, ha afirmado.

Para ello, Indra ha dado forma a una serie de iniciativas que configuran un programa completo de transformación, “que busca dar respuesta a las necesidades, expectativas y aspiraciones de estas personas y que sitúe a la compañía como la mejor plataforma para que los empleados logren sus aspiraciones vitales y profesionales, ser el mejor entorno en el que crecer, aprender, tener impacto real y desarrollarse integralmente”. “Todo ello en un entorno de importante competencia por el talento” ha concluido.

El presidente de Indra, además, ha reflexionado sobre la relevancia de la transformación digital para la sociedad, el gobierno y las empresas. En este sentido, ha comentado que “España dispone de muchos de los ingredientes necesarios para tener éxito en la nueva era digital”, y ha recalcado que “debe acelerar su capacidad de transformación en dimensiones muy profundas, y no sólo tecnológicas: sociales, regulatorias, financieras, etc. Para eso necesitamos liderazgo fuerte y visión de futuro para abrazar el proceso de digitalización como protagonistas”.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!