Fases (y retos) para ser más productivo al trabajar desde casa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Estas son las 10 claves, estructuradas en 3 fases explicadas por los expertos de Nexian para ser más productivos trabajando desde casa.

La compañía de RRHH Nexian, con más de 30 oficinas operativas, y especializados en aportar soluciones integrales en la gestión y desarrollo de las personas dentro de las organizaciones, han elaborado un Decálogo para “Superar el reto de la productividad del teletrabajo” implantándolo en tres fases.

Resumidamente, los expertos de Nexian mantienen que sofá, cama y nevera, son los escollos a superar en una primera fase de adaptación pero, una vez adaptados a esta nueva fórmula, empezaremos a conocer la realidad del trabajo en remoto y a analizar correctamente si es el sistema ideal para la empresa en general y para mi en particular.

Fase 1 del teletrabajo productivo

  • Mantén tus rutinas de higiene diaria como harías para ir a la oficina. Para favorecer la concentración, es importante sentirnos físicamente en el rol que nos exige el trabajo. Y, para que el subconscientemente reconozca que estás en plena jornada laboral es importante mantener los hábitos de aseo, orden y los horarios de comidas. Está comprobado, si hacemos una llamada en pijama, nuestra autoestima y seguridad no es la misma que cuando nos vemos arreglados.
  • Elige un espacio para trabajar y organízalo. Designa un lugar de la casa fijo para trabajar, e intenta que no sea la habitación ni la cocina. La asociación de ideas con otras obligaciones nos puede desconcentrar. “Estamos acostumbrados a trabajar rodeados de agendas, libretas, papeles y es importante reservar un lugar de la casa con una organización similar que ayude a la mente a reconocer que este es el nuevo espacio de trabajo” afirman los expertos de Nexian.
  • Establece unos horarios y respétalos. Establecer un horario de inicio y fin de la actividad resulta muy útil para tu organización y salud mental. Es importante que este  horario sea compatible con el resto de personas del equipo -o clientes- así como con la familia. Esta es la fórmula más sencilla para alcanzar la concentración y evitar las distracciones, afirman desde Nexian.
  • Negocia con la familia Es necesario que todos en casa comprendan cuales son los momentos en los que tienes disponibilidad para ellos y en cuáles no deben interrumpirte.
  • Trabajar en casa tampoco debe significar ser el responsable de las tareas domésticas. El cuidado de los hijos, y las tareas del hogar deben estar programadas y en ellas debe participar todo el núcleo familiar. “El teletrabajo tiene como objetivo ser más eficiente. Por lo tanto, debes separar las diversas facetas de tu vida” añade. 
ser productivos en el teletrabajo

Fase 2: Instalados en el nuevo hábitat

  • Comienza el día planificando tareas y priorizando. El alto rendimiento se potencia adjudicando tareas distintas a periodos breves de tiempo. “Por ejemplo, márcate un objetivo y proponte tenerlo hecho en 60 minutos. Dedica las primeras horas de la jornada a las tareas prioritarias y deja todo lo demás para tiempos más relajados”, nos recomienda el experto de Nexian.
  • Comunicación responsable: La falta de compañeros con los que hacer una pausa o toma un café puede tentarnos fácilmente a hacer llamadas en horario laboral a familiares y amigos. Lo más recomendable es diferenciar claramente el horario de trabajo y en este caso telefonear exclusivamente a compañeros o contactos de trabajo. “También es importante olvidarse de mirar continuamente el correo, las noticias o Redes Sociales. Basta con que lo hagamos a primera y última hora del día para estar suficientemente informados”, afirman desde la compañía de RRHH Nexian.
  • Cuida tu bienestar personal. Mantén la pausa para el café, para comer, y haz descansos a lo largo de la jornada para estirar lo músculos o realizar ejercicio. Y, por supuesto, es importante evitar trabajar en el sofá o tumbados. Tele trabajar al igual que si estuvieras en la oficina, exige contar con una silla ergonómica adecuada para pasar bastantes horas en ella, buena iluminación, equipos informáticos preparados para evitar reflejos de luz, para cuidar las muñecas, etc.
  • Huye del aislamiento. “Como teletrabajador debes ser proactivo a la hora de hablar con otras personas que estén en tu mismo sector, y hacer las llamadas a los clientes que te permitan recibir el feedback necesario para una correcta relación” añade.
trabajar desde casa

Fase 3: Midiendo la productividad  

  • Analiza tu curva de productividad. Pasar del trabajo de una oficina al trabajo en remoto no siempre es sencillo. A veces no tenemos los equipos ni  las herramientas tecnológicas necesarias. Por este motivo, es esencial, especialmente en las primeras semanas y meses de teletrabajo, analizar continuamente nuestra curva de productividad de modo que esta sea lo más elevada posible y, en caso contrario, poner las medidas correctoras necesarias”, concluyen desde Nexian.
Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!