Consejos dermatológicos sobre cómo protegerse del sol este verano

.

Cada verano, los dermatólogos nos recuerdan los peligros de la exposición solar para nuestra piel. La doctora Silvia Pérez Gala, dermatóloga reconocida, y jefa de servicio de Dermatología del Hospital Universitario La Luz, recalca que pasar muchas horas al sol puede causar daños significativos como quemaduras, envejecimiento prematuro y un aumento del riesgo del cáncer de piel.

Por todo lo anterior, es esencial protegerse del sol en esta temporada veraniega. Y para empezar, la especialista se detiene en las cremas solares. La primera recomendación es elijamos un protector adecuado para cada tipo de piel, de amplio espectro y con un factor de al menos 30-50. Su aplicación debe realizarse 20 minutos antes de salir al sol y reaplicarlo cada dos horas o después de sudar o salir del agua. Esto es clave a la hora de protegerse del sol, incluso adquiriendo protectores que sean resistentes al agua.

En la elección del fotoprotector, Pérez Gala sostiene que en el mercado hay productos específicos para casi todas las patologías de la piel: rosácea, melasma o manchas, así como para pacientes que ha tenido carcinomas o lesiones precancerosas. “Es importante que sea lo más adecuado posible a las necesidades de tu piel”.

Niños y adolescentes: especial vigilancia a la hora de protegerse del sol

Estas medidas son para todas las edades, pero la doctora Pérez hace hincapié en niños y adolescentes al ser especialmente vulnerables a los daños solares. “Quemaduras solares en estas edades son un factor de riesgo añadido para melanoma independientemente del resto de causas”, indica la dermatóloga. Además de la crema solar, la experta recuerda que la elección de la ropa para los niños también es importante, ante lo cual recomienda textiles que protejan a la piel de los rayos ultravioleta. “En niños pequeños y pacientes atópicos se recomiendan filtros físicos o minerales, que no requieren de una reacción química en la piel para ejercer su efecto”, subraya.

Evitar las horas centrales del día

El siguiente consejo que da esta medico del Hospital Universitario La Luz es limitar la exposición al sol durante las horas centrales del día. En este caso, protegerse del sol es evitarlo directamente.

La radiación ultravioleta es más intensa entre las 11:00h y las 16.00h. «Si es posible, hay que tratar de buscar sombra durante estas horas para minimizar la exposición directa al sol», sugiere la Dra. Silvia Pérez Gala. Añade que incluso en la sombra, es importante mantener la protección solar, ya que los rayos UV pueden reflejarse en superficies como la arena y el agua.

Protegerse del sol en pieles sensibles: mayor cuidado

Todo lo anterior es aplicable a todos, pero hay que prestar aún más atención a personas con pieles sensibles porque se queman con facilidad. Pelirrojos, ojos claros y personas con antecedentes personales o familiares de cáncer de piel representan a este colectivo. La dermatóloga recomienda además del protector solar, usar ropa protectora: camisetas de manga larga con SPF 50, gorras y sombreros tupidos, gafas de sol… “No nos olvidemos de las orejas y el dorso de los pies al aplicar el fotoprotector”.

pieles sensibles al sol

Asimismo, reconoce la experta, es importante tener precaución con las piscinas que emplean cloración normal, siendo necesario limpiar e hidratar bien la piel tras el uso de piscinas, especialmente en pacientes con piel atópica.

Según la doctora, los fotoprotectores orales son un buen complemento indicado para ayudar a proteger la piel de la radiación, “y pueden ayudar a hacer reducir el riesgo de quemadura solar pero no sustituyen al fotoprotector en crema”, subraya.

Hidratación

Por último, la doctora recuerda que el sol y el calor pueden deshidratar rápidamente el cuerpo. «Por ello, es fundamental mantener una adecuada hidratación bebiendo agua con frecuencia, incluso si no sientes sed», destaca la doctora.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!