Umbral de rentabilidad: aprende fácil a calcularlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Cuando se monta un determinado negocio, son muchos los conceptos que se deben tener presentes para determinar si este puede funcionar, y cuando lo va a hacer. Uno de los más importantes es el umbral de rentabilidad

Aunque podemos calcularlo por nuestra cuenta, existen programas que lo hacen por nosotros. Incluso hasta podemos descargar una plantilla xls en Excel que tan solo requerirá de poner nuestros datos para calcularlo de forma automática.

Pero, antes de nada, conviene saber con exactitud a lo que nos estamos refiriendo.

¿Qué es el umbral de rentabilidad y por qué es tan importante?

Todos empresarios parten con la idea fija de vender más: saben que, cuanto mayor sea su volumen de ventas, mejor irá el negocio. Sin embargo, esto podría no ser así: si los gastos son muy elevados, quizá nunca lleguemos a ganar dinero de verdad.

umbral-de-rentabilidad

Es muy importante para el empresario conocer el punto exacto en el que empezará a ganar dinero.

En el caso de que tengas un negocio sencillo en el que tan solo prestes servicios, la forma de calcularlo será tener en cuenta los gastos mensuales y hacer la resta con los beneficios. Pero la cosa se complicará en el caso de que estemos hablando de productos sobre los que hayas realizado una inversión. Aquí nos encontramos con 2 gastos:

  • Fijos: son los gastos recurrentes, aquellos que se producen con una frecuencia determinada y no importará si vendemos más o menos. Dentro de los mismos nos encontramos con el sueldo de nuestros empleados, gastos de alquiler, de servicios como luz o agua, cargos de la seguridad social.
  • Variables: se refieren al coste que tenemos que asumir por cada compra o por la producción de cada unidad vendida. Estos gastos variarán dependiendo de las unidades que vendamos.

Será precisamente en estos negocios en donde cobra mayor importancia el concepto de umbral de rentabilidad, también conocido como punto muerto. Podemos definirlo como el nivel de ventas que tenemos que conseguir para contrarrestar aquellos gastos fijos y variables que tengamos. A partir de ese momento, cualquier venta que se produzca sea rentable. Antes de este punto, todavía no.

La razón es sencilla: a partir del umbral de rentabilidad, la diferencia existente entre el precio de la venta y el coste de producto no tendrá que destinarse al pago de los gastos fijos, ya se habrán cubierto.

Ejemplo del umbral de rentabilidad

Supongamos que tenemos una empresa especializada en la venta de artículos informáticos y queremos vender compontes que tienen un coste para ti de unos 100€. Cada uno de ellos los vas a vender a 150€. Ahora supongamos que tenemos unos gastos fijos de 1.500€

rentabilidad

Para calcular el umbral de rentabilidad, tendremos que pensar en que cantidad de componentes tendremos que vender para cubrir lo que cuesta cada uno de los componentes y la totalidad de nuestros gastos fijos.

Si hacemos los cálculos, llegaremos a la conclusión de que nos hará falta vender un total de 30 componentes al mes o, lo que es lo mismo, llegar a una cantidad de ganancias de 4.500€ mensuales. En este caso, determinamos que este punto es el umbral de rentabilidad para este tipo de negocio.

¿Y cómo hemos llegado a esta conclusión? Lo único que hemos hecho es calcular el beneficio neto de cada uno de estos componentes, hemos tenido en cuenta el precio de producción y los gastos fijos de cada mes. 

Ahora bien, este cálculo es demasiado sencillo: lo cierto es que es muy raro que en una empresa tan solo se trabaje con un tipo de producto, y que el precio del mismo sea constante. La cosa se complicará en la vida real, ya que habrá que tener en cuenta diferentes precios, un margen comercial que puede ser muy distinto, entre otros criterios.

¿Cómo calcular el umbral de rentabilidad de una empresa?

Con el ejemplo anterior podemos hacernos una idea de los cálculos a hacer, pero vamos a adentrarnos un poco más en este ámbito para que nos quede más claro.

1) Determina tus gastos fijos

El primero paso para calcular el umbral de rentabilidad es determinar aquellos gastos fijos que tengamos, como pueden ser los sueldos de los empleados, el pago del alquiler, la seguridad social, pago por servicios, seguros. 

Si quieres conocer tus gastos fijos mensuales, también tendrás que calcular los anuales y prorratearlos, para saber cuánto gastas en ellos mes a mes.

2) Calcula el beneficio bruto de cada venta

Siguiendo el ejemplo anterior, el de los componentes informáticos, tenemos la siguiente información:

  • Precio de venta: vendemos cada componente informático a 150€.
  • Precio de compra: cada componente se compra a un precio de 100€.
  • Beneficio bruto: resulta de la diferencia entre el precio de compra menos el precio de venta, que será de 50€ (150 – 100 = 50€).
  • Margen de ventas: 0,30 -> 30% (50 / 150 = 0,33).

3) División final

Una vez que tengas los cálculos anteriores hechos, el último paso será dividir el importe de gastos fijos entre el margen de ventas. Con el valor que te salga ya tendrás el umbral de rentabilidad.

como calcular-umbral

En el ejemplo anterior hemos hablado de que tendríamos unos gastos fijos de 1.500€.

Entonces tan solo cogemos el valor de 1.500 y lo dividimos entre 0,33; esto nos dará un total de 4.500. Aquí tenemos el umbral de rentabilidad; son esas ventas tendremos lo suficiente como para cubrir los gastos variables y fijos. 

En el momento en el que lleguemos a este nivel de ventas, por cada nueva venta de componente informático que vendamos recibiremos un beneficio neto de 50€.

En conclusión, determinar este punto muerto es muy importante para todo tipo de negocio. Puede ayudarnos a conocer la viabilidad financiera de la empresa, a determinar si la proporción entre gastos fijos y variables es la que debería ser, si hay alguna manera de aplicar descuentos para hacer que el producto o servicio sea más atractivo, si los objetivos de ventas son los correctos, etc.

Es el momento de ponerse a calcular el umbral de rentabilidad de nuestra empresa.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!