Uno de cada tres españoles antepone el ocio a otros gastos, según Nielsen

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El 89% considera que la economía sigue inmersa en la crisis y más del 70% no ve una salida clara en los próximos doce meses

El 89% considera que la economía sigue inmersa en la crisis y más del 70% no ve una salida clara en los próximos doce meses

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Casi la tercera parte de los españoles, el 31%, prefiere destinar lo poco o mucho que le queda del presupuesto, una vez cubiertos los gastos más básicos como la alimentación o la vivienda, a su tiempo de ocio, según ha informado Nielsen en nota de prensa.

Según se desprende del Índice Global de Confianza del Consumidor relativo al tercer trimestre del año elaborado por Nielsen, España sigue siendo uno de los países donde el ocio fuera de casa tiene mayor protagonismo a pesar de que la crisis ha hecho a los españoles más prudentes a la hora de gastar.

Así, el estudio realizado en más de 60 países muestra cómo en España, después de los extras dedicados al tiempo libre, el 29% de los españoles reconoce destinar el remanente de su presupuesto a comprar ropa nueva y a planificar las próximas vacaciones (28%).

No obstante, el informe de Nielsen revela cómo los ahorradores españoles han crecido cuatro puntos respecto al segundo trimestre. Así, el 40% reconoce que una vez cubiertos esos gastos básicos, su prioridad es ahorrar, superando incluso a la media europea (34%).

Según Nielsen, la crisis ha hecho «mella en el comportamiento de los españoles», hasta el punto de que el 77% ha cambiado sus hábitos de consumo para ajustar sus presupuestos familiares.

En este sentido, el 67% reconoce haber limitado sus gastos en ocio fuera del hogar, intentando ahorrar en gas y electricidad (65%) y dedicando menos presupuesto a ropa (64%). Lo mismo ocurre con el teléfono, donde el 55% de los españoles asegura haber rebajado su factura.

La crisis también ha hecho que el consumidor español haya incrementado sus compras de marcas más económicas (52%) respecto al año anterior, pensándose también dos veces el destino de sus vacaciones, reduciendo sus escapadas y viajes (43%).

Según afirma el director general de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez, el consumidor español a lo largo de estos años de crisis ha «racionalizado sus gastos». «Seguramente, cuando la economía de las familias mejore continuarán con hábitos de ahorro adoptados durante la crisis como por ejemplo, ahorrar en electricidad y gas, en telefonía, utilizar menos el coche o dejar de fumar», ha explicado.

PREOCUPACIÓN POR EL TRABAJO Y LA ECONOMÍA

Respecto a las preocupaciones principales de los españoles, el Índice Global de Confianza del Consumidor relativo al tercer trimestre del año señala que España es uno de los países europeos con mayor inquietud por su estabilidad laboral. Así lo declaran el 47% de los españoles con trabajo. Nielsen considera que este dato no es extraño si se tiene en cuenta que en la actualidad hay más de 1,7 millones de familias con todos sus miembros activos en paro.

Tampoco sorprende que la segunda preocupación de los españoles, después del trabajo, siga siendo la economía, en concreto para el 21% de ellos, seguida del incremento de las facturas de gas y electricidad, que inquietan al 12% de los ciudadanos, especialmente después del encarecimiento experimentado en los últimos años.

Finalmente, el informe de Nielsen sitúa a los españoles como uno de los países «más pesimistas» a la hora de describir la situación económica. De hecho a pesar de las recientes noticias sobre una cierta recuperación económica, el 89% de los españoles considera que la economía sigue inmersa en la crisis y más del 70% no ve una salida clara en los próximos doce meses. Tanto es así que más de la cuarta parte, el 27% de los españoles, piensa que el estado de sus finanzas personales no será bueno en los próximos meses.

Nielsen concluye su estudio con algunos síntomas de cambio en la confianza de los españoles. Así el índice repunta en el tercer trimestre, aún partiendo de posiciones muy bajas, pasando de 48 a 56, frente a los 74 de la media europea, poniendo de manifiesto que hay algo más de esperanza entre los ciudadanos de nuestro país.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!