UPyD propone eximir de IRPF a las rentas de hasta 14.000 euros y bajar un punto a quienes ganan hasta 53.407

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

El portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, ha presentado este lunes las grandes líneas de reforma fiscal por la que aboga su formación, que pasa por aumentar las bases tributarias con la lucha contra el fraude y reducir los impuestos a quienes más carga tributaria soportan, las rentas del trabajo, con cambios como elevar hasta 14.000 euros anuales el umbral de exención del IRPF o reducir en un punto las retenciones de los tres primeros tramos.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, ha presentado este lunes las grandes líneas de reforma fiscal por la que aboga su formación, que pasa por aumentar las bases tributarias con la lucha contra el fraude y reducir los impuestos a quienes más carga tributaria soportan, las rentas del trabajo, con cambios como elevar hasta 14.000 euros anuales el umbral de exención del IRPF o reducir en un punto las retenciones de los tres primeros tramos.

Anchuelo ha explicado que su modelo de sistema fiscal parte de dos "precondiciones" que, a su juicio, el comité de expertos liderado por Manuel Lagares no ha tenido en cuenta en su informe. Por una parte, la necesidad de definir correctamente el gasto a financiar con los ingresos tributarios, para lo cual es necesario "recortar" todas las partidas "superfluas" que aún siguen existiendo.

Y, por otra parte, la necesidad de incrementar la lucha contra el fraude, aspecto que no aparece recogido en el informe de los expertos y que es "inseparable" del sistema fiscal, ya que supone la pérdida de entre 70.000 y 80.000 millones de euros al año para las arcas públicas, según la mayor parte de las estimaciones. Entre las ideas sobre este tema, están las de reforzar las inspecciones 'in situ' o permitir el pago con tarjeta a partir de 10 euros.

"Con estas dos premisas, es falso el debate de si hay que subir o bajar impuestos. El debate debe ser a quién hay que subir y a quién hay que bajar los impuestos. Porque hay quienes pagan más de lo debido y otros que pagan menos. Y nuestra propuesta es equilibrada en ese sentido: bajar impuestos a quienes pagan demasiado y extender las bases para incluir a quienes viven al margen del sistema o tributan mínimamente", ha precisado Anchuelo.

BAJADA DE IMPUESTOS

En este sentido, las principales medidas para UPyD pasan por bajadas "específicas, no generalizadas", de figuras como el IRPF o el IVA. En el primer caso, la formación magenta quiere que se derogue "inmediatamente" el gravamen complementario que se introdujo como "extraordinario" en el Impuesto sobre la Renta y que, a base de prórrogas, se ha convertido en "permanente".

Además, propone reducir en un punto el tipo que se aplica a los tres tramos más bajos, de modo que hasta los 17.707 euros se aplique un 23%, entre 17.708 y 33.007 euros se aplique un 27% y que entre 33.008 y 53.407 euros se aplique un 36% de retención. Por su parte, los dos tramos más altos deberían fusionarse en uno único, si bien no se precisa que tipo se le debería aplicar.

Por otra parte, el umbral de exención de IRPF debería extenderse hasta los 14.000 euros, en lugar de a los 12.000 euros anunciados, y debe haber una mayor "convergencia" en el tratamiento de las rentas del trabajo y las del capital, recuperando la normativa original sobre tributación de las plusvalías plurianuales y estableciendo "mínimos personales y familiares actualizados y mejorados" según los ascendientes y descendientes a cargo del contribuyente.

Para UPyD un buen modelo por el que guiarse de cara al futuro es el holandés, en el que renta y patrimonio se integran en la misma figura mediante una imputación de rentabilidad mínima, que podría aplicarse inicialmente a los patrimonios que están fuera de la UE con un tipo del 2%, equivalente la rentabilidad de la deuda pública.

En esta línea, debería mantenerse el Impuesto de Patrimonio porque "sirve de mecanismo control", pero limitando conjuntamente la cuota de este tributo con la de IRPF sobre la base del patrimonio. Asimismo, las exenciones sobre bienes empresariales deberían ser del 75% con la posibilidad de elevar la base exenta en 150.000 euros por trabajador.

BAJADA DEL IVA CULTURAL

En materia de IVA, Anchuelo también cree que "no haya margen para una reducción generalizada", aunque tampoco se puede subir más tras los incrementos "tan fuertes" de los últimos años, con lo que desecha esa parte del informe de los expertos.

En su lugar, UPyD propone bajar al 10% el IVA cultural y el material escolar, y aplicar el tipo superreducido (4%) a los libros y periódicos electrónicos. Asimismo, se plantea reducir un tercio de los parámetros que permiten acogerse al régimen de estimación objetiva y al régimen simplificado para que sólo se pueda aplicar a las pymes.

TRIBUTACIÓN EMPRESARIAL

En cuanto a la tributación del Impuesto de Sociedades, se plantea dar un tratamiento específico a las empresas en concurso para facilitar su viabilidad, recortar deducciones (salvo las de I+D y reinversión) y recargar tres puntos adicionales durante diez años a las entidades financieras, suprimiendo eso sí el gravamen sobre depósitos bancarios.

Asimismo, se aboga por mejorar la transparencia en las instituciones de inversión colectiva, particularmente en las Sicav, donde el capital máximo debería limitarse al 5% y que deberían quedar sujetas al control de la Agencia Tributaria (AEAT).

En otros impuestos, UPyD defiende reducir un 10% el impuesto sobre la electricidad, recargar con un 5% algunos medios de transporte (coches, yates) a partir de los 30.000 euros o introducir criterios de fiscalidad medioambiental en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

DESCENTRALIZACIÓN FISCAL

En cuanto al IBI, UPyD rechaza incrementar la carga fiscal sobre la primera vivienda y propone por contra reducir un 20% –hasta un límite de 150 euros– la cuota de la vivienda habitual. Asimismo, pide que se apliquen criterios medioambientales a este gravamen y que se limite al 25% la posibilidad de exención que pueden decidir los ayuntamientos.

Y es que la necesidad de acabar con el "caos tributario autonómico" es uno de los pocos aspectos que a UPyD le gustan del informe de los expertos, y en esa línea sugiere limitar el margen que

comunidades y entidades locales tienen para alterar o bonificar figuras como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones o Actividades Economías (IAE).

Además, la propuesta de la formación magenta entra en el tema de las cotizaciones, pidiendo una reducción paulatina de dos puntos en los pagos a la Seguridad Social (equivalente a un 7%), a financiar a través de la eliminación de algunas bonificaciones y cargando en el Presupuesto costes como las pensiones de viudedad y orfandad.

Así, los cambios en gasto permitirían un ahorro de unos 40.000 millones de euros al año –24.000 millones a las comunidades y 16.000 millones a los ayuntamientos–, la lucha contra el fraude fiscal permitiría un incremento de unos 20.000 millones si sólo se redujera en dos puntos el fraude y la elusión, la bajada del IRPF costaría unos 7.000 millones y el cambio en las cotizaciones sociales (que no se aplicaría de forma "inmediata") supondría una pérdida de 6.000 millones.

DISPOSICIÓN DE ACORDAR

En cualquier caso, Anchuelo destaca que todas sus propuestas son "realizables" y "con efectos inmediatos" mientras que el informe del comité de expertos es "inconcreto" y "genérico" tanto en medidas como en plazos, lo que le lleva a temer que "pueda ser utilizado por el Gobierno como excusa para bajar impuestos de cara a las elecciones para después volver a subir el IVA como tanto insisten los expertos".

Además, el diputado rechaza que el informe tiene un "claro sesgo ideológico" en función de los expertos elegidos "unilateralmente" por el Gobierno, pero además es "neutral recaudatoriamente" y "regresivo", ya que perjudicará más a quienes más pagan actualmente mientras que los mayores beneficiados serán quienes menos aportan. "Lo que (Cristóbal) Montoro no da con una mano nos lo quita enseguida con la otra", ha resumido.

No obstante, la formación magenta reconoce no tener "pistas" sobre por dónde irá la propuesta del Gobierno, y expresa su "deseo" de "poder llegar a acuerdos" porque "una reforma fiscal debería ser algo duradero y, por tanto, consensuado", si bien Anchuelo tiene "pocas esperanzas" de que finalmente sea así.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!