Sector de las bebidas espirituosas considera un "disparate" y "discriminatorio" la posible subida impositiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Bosco Torremocha (FEBE)
Advierte de la pérdida de 35.000 empleos en el caso de una subida de impuestos

Advierte de la pérdida de 35.000 empleos en el caso de una subida de impuestos

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) ha considerado un "disparate" la posibilidad de que el Gobierno suba los impuestos especiales al alcohol de mayor graduación, algo que considera "discriminatorio", respecto a otras bebidas alcohólicas como la cerveza oe l vino, y que dejaría herido de muerte al sector.

El director ejecutivo de FEBE, Bosco Torremocha, señaló en declaraciones a Europa Press, que las empresas del sector de los destilados está ya sometido a una elevada carga fiscal y no dudó en calificarlo de "claramente discriminatorio", respecto a otros sectores de bebidas con alcohol, ya que sólo se gravarían los tipos al alcohol con mayor graduación.

Por eso, aseguró que es discriminatorio que sólo se toque a los destilados, dejando al margen a la cerveza, la bebida alcohólica que más crece, o el vino. "Con datos objetivos, ¿por qué una crece y otra decrece? Señalamos que el sistema impositivo a las bebidas con alcohol está caduco y agotado, además de que distorsiona al mercado porque aquí hay alguien que no paga su cuenta", subrayó.

El sector se ha puesto en contacto con Hacienda para explicarle la delicada situación de los destilados. "Esperamos que el Gobierno sea consciente de quién está en condiciones de contribuir más y tiene que ver cómo perjudica menos a los sectores, y al mismo tiempo, ser equitativo y repartir la carga entre todos. FEBE contribuye más que nadie, estamos agotados, y si nos sube los impuestos, nos pega un tiro en la nuca. El reparto tiene que ser equitativo", reclamó.

RECAUDAR 70 MILLONES DE EUROS

Bosco Torremocha insistió en que la industria que representa no puede soportar un incremento en la carga impositiva, que podría oscilar entre el 8% y el 10% para lograr una recaudación de 70 millones de euros. "No hay economista ni técnico que entienda que un sector que lleva cinco años cayendo en la recaudación y que en el último mes ha caído un 20% pueda contribuir con algo más", avisó.

Además, el directivo de FEBE recordó que en el caso de una posible subida se prevé la pérdida de 35.000 empleos, ya que la última vez que se vieron penalizados "se perdieron un 10% de las empresas y más de 30.000 empleos". "Una subida así tiene directamente un impacto directo sobre el empleo", recalcó.

En la actualidad, el consumo de bebidas espirituosas representa el 27,3% del total de bebidas con contenido alcohólico y sin embargo recauda más de 71% del total de impuestos especiales aplicables al alcohol. "Si lo que se persigue es recaudar más, habría que pensar en reformar la estructura del impuesto especial", sugirió.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!