Los líderes europeos alcanzan un acuerdo final sobre la patente común sin España e Italia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La sede del tribunal de resolución de conflictos se reparte entre París, Londres y Múnich

BRUSELAS, 29 (EUROPA PRESS)

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han resuelto este viernes el único escollo pendiente para la creación de una patente única europea, cuyo objetivo es reducir hasta un 80% los costes para los innovadores, y que será válida en 25 Estados miembros, excluyendo a España e Italia.

Los dos países han decidido no participar por considerar que discrimina a sus lenguas respecto a francés, inglés y alemán, y han denunciado el acuerdo ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

La última cuestión pendiente era decidir la sede del tribunal que dirimirá los conflictos de patentes, a la que aspiraban París, Londres y Múnich. Finalmente se ha llegado a un acuerdo salomónico según el cual la sede principal será París, aunque algunas divisiones se instalarán en las otras dos ciudades.

«Después de 30 años de discusiones sobre una patente europea, hemos logrado un acuerdo», se ha felicitado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Según el acuerdo, las solicitudes de la nueva patente única podrán presentarse en cualquier idioma, aunque se examinarán y concederán en inglés, francés y alemán. Si una empresa presenta una solicitud en un idioma diferente, se le devolverá el coste de la traducción.

Según los cálculos del Ejecutivo comunitario, el coste de la patente única se reducirá de los actuales 32.000 euros que cuesta ahora para 27 países hasta 2.500 para 25 países en el periodo transitorio y 680 euros al final del proceso. Si la patente única se valida también en España e Italia, ello supondría un coste adicional de alrededor de 3.000 euros.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!