La deuda de las familias cayó un 3,6% en 2012, hasta los 835.342 millones de euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Parte del descenso de la deuda de hogares y empresas se debe al traspaso de algunos activos inmobiliarios y préstamos al 'banco malo'

Parte del descenso de la deuda de hogares y empresas se debe al traspaso de algunos activos inmobiliarios y préstamos al 'banco malo'

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La deuda de las familias cayó un 3,6% en 2012, hasta alcanzar los 835.342 millones de euros, frente a los 870.960 millones del cierre de 2011, con lo que el endeudamiento de los hogares se sitúa en niveles del año 2007, previo a la crisis, según datos del Banco de España.

En relación con el mes anterior, el saldo deudor de las familias se redujo en diciembre en 7.387 millones de euros como consecuencia, según dijeron a Europa Press en fuentes del Banco de España, del traspaso de activos inmobiliarios y préstamos de las familias al denominado 'banco malo'.

La deuda de los hogares se vio especialmente afectada en términos interanuales por el retroceso de los créditos al consumo durante el pasado año, que descendieron un 4%, hasta situarse en 190.310 millones de euros.

De la misma forma, la deuda hipotecaria bajó un 3,5% en tasa interanual y se situó en 642.043 millones de euros, lo que supone el 76,8% del endeudamiento total de los hogares.

Esta proporción se mantiene desde hace varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

LA DEUDA DE LAS EMPRESAS CAE MÁS DE UN 5%.

Por su parte, la deuda de las empresas bajó en 2012 un 5,2% interanual y sumó 1,155 billones de euros, el nivel más bajo desde junio de 2007, mientras que en relación a noviembre se anotó un descenso del 3,4%, debido también al traspaso de parte de los activos inmobiliarios y préstamos de las empresas a la Sareb.

La caída interanual de este saldo se explica por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 8%, hasta los 736.192 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones crecieron un 12,5% en 2012 en tasa interanual, hasta los 73.100 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 1,6% en relación a 2011, hasta los 346.059 millones de euros.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!