IU-ICV pide un nuevo convenio con Marruecos para mejorar la situación de los trabajadores transfronterizos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Valla fronteriza entre Melilla y Marruecos
La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Empleo del Congreso en la que pide al Gobierno que renegocie los convenios y acuerdos bilaterales con Marruecos con el objetivo de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores transfronterizos de la construcción de Ceuta y Melilla.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Empleo del Congreso en la que pide al Gobierno que renegocie los convenios y acuerdos bilaterales con Marruecos con el objetivo de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores transfronterizos de la construcción de Ceuta y Melilla.

Según consta en la iniciativa, que recoge Europa Press, más de 4.000 marroquíes cruzan diariamente la valla que separa las ciudades autónomas de Marruecos para trabajar, en lo que constituye "uno de los principales motores" económicos para estas poblaciones. Sin embargo, estos trabajadores "sufren una discriminación laboral por el solo hecho de ser nacionales de un país no comunitario como Marruecos".

Así, el Reglamento sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social regula la figura de los trabajadores transfronterizos y la prestación transnacional de servicios, y establece que el efecto de la autorización de trabajo es como máximo de un año "cuando antes era de cinco años", lo que supone una "merma en sus ingresos por la elevada cuantía de las tasas de tramitación".

AGRAVIO CON OTROS TRABAJADORES NO COMUNITARIOS

Además, dado que el Convenio de Doble Imposición los empleados no contiene disposiciones sobre la tributación de estos trabajadores, se les aplica el 24,75% del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, a pesar de que otros ciudadanos no españoles –residentes en Francia o Portugal– sólo están sometidos a la imposición del país donde tienen su domicilio.

Los marroquíes también sufren retenciones del IRPF pese a no tener derecho a presentar una Declaración de la Renta, no tienen derecho a la prestación por desempleo a pesar de cotiza o se les aplica "con arbitrariedad" la asistencia sanitaria a la que tienen derecho.

Todo ello supone, según la Izquierda Plural, "una discriminación flagrante de sus derechos y un agravio comparativo con el resto de trabajadores por el solo hecho de ser nacionales de un país no comunitario", por lo que se exige al Gobierno que "aborde la modificación de los convenios y acuerdos bilaterales entre España y Marruecos, así como de su legislación interna, para mejorar la situación" de estos trabajadores.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!