Directivos y Empresas



 Últimas Noticias

 Bruselas vigilará que España siga aplicando los ajustes prometidos «en paralelo» al rescate bancario

julio 23
13:52 2014

Espera un acuerdo sobre las condiciones «en cuestión de semanas» y descarta de momento la recapitalización directa

Espera un acuerdo sobre las condiciones «en cuestión de semanas» y descarta de momento la recapitalización directa

BRUSELAS, 25 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha dicho este lunes que vigilará los progresos en materia de ajustes y reformas en España «en paralelo» al rescate bancario que ha solicitado el Gobierno. No obstante, las condiciones de esta asistencia financiera se centrarán en las entidades beneficiarias y en el conjunto del sistema, «incluyendo sus requisitos de supervisión y regulación».

«Espero que España mantenga la misma determinación e impulso en las reformas que pueden generar crecimiento sostenible y más y mejores puestos de trabajo, así como en cumplir sus compromisos en el marco del procedimiento por déficit excesivo», ha dicho Rehn en un comunicado tras recibir la petición oficial de rescate bancario por parte de España.

«Los progresos en estas áreas serán revisados de cerca y de forma regular en paralelo a la asistencia financiera», ha subrayado.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha celebrado la solicitud española y ha avanzado que espera un acuerdo sobre las condiciones del rescate bancario «en cuestión de semanas».

«Después de esta solicitud, he pedido a nuestro personal que acelere su trabajo para realizar una evaluación clara del sector y sus necesidades, así como una propuesta sobre la condicionalidad política necesaria que debe acompañar la asistencia, en contacto con el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria y el Fondo Monetario Internacional», ha señalado.

El «punto de partida» de las negociaciones, ha indicado el responsable de Asuntos Económicos, será el resultado de las auditorías independientes, que estiman que las entidades españolas necesitarán un máximo de 62.000 millones de euros.

Rehn quiere que el memorándum de entendimiento se firme en el Eurogrupo del 9 de julio, pero si hay retrasos podría convocarse una nueva reunión de ministros de Economía «lo antes posible, pero con garantías de que será un memorándum sólido que pueda ser aprobado por todos los socios de España y por España misma», ha dicho su portavoz.

Los expertos de la Comisión viajarán a Madrid «en los próximos días», ha indicado el portavoz, que no ha fijado ninguna fecha. También ha sostenido que las condiciones para el sector bancario todavía no han empezado a negociarse ni con España ni con el resto de socios del Eurogrupo.

Al ser preguntado por si la posibilidad de una recapitalización directa de la banca está todavía abierta para España, tal y como dice el Gobierno, el portavoz ha asegurado que la Comisión, «no puede ir más allá» de la declaración del Eurogrupo del 9 de junio, en la que se señalaba que los fondos se canalizarán a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y por tanto computarán como deuda pública.

La recapitalización directa «debería discutirse en el marco de una futura unión bancaria europea» pero la negociación «puede durar un cierto tiempo». «En el caso del sistema bancario español», ha explicado el portavoz, «tenemos que trabajar con los instrumentos de los que disponemos» y ninguno «prevé la recapitalización directa de bancos con fondos europeos».

El rescate bancario de España, ha repetido el portavoz, se financiará con el vigente Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), o con su sustituto, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), si éste ya ha entrado en vigor cuando se empiece a pagar la ayuda. El MEDE debe empezar a funcionar a principios de julio si no se retrasan las ratificaciones.

El portavoz ha tachado de «totalmente especulativo» la posibilidad de que se acuerde retirar al MEDE su estatuto de acreedor preferente, que relegaría a los inversores privados y preocupa a los analistas.

«Reestructurar el sector bancario es clave para reforzar la confianza en la economía española y para restaurar las condiciones de un acceso adecuado al crédito por parte de empresas y hogares, y así sostener la recuperación», ha dicho Rehn.

El Ejecutivo comunitario mantiene su oferta de dar a España un año más para reducir su déficit por debajo del 3% del PIB (hasta 2014 en lugar de 2013) siempre que España cumpla las condiciones exigidas, ha dicho el portavoz. En particular, presentar antes de finales de julio un plan presupuestario bianual para 2013 y 2014, algo que fue idea del Gobierno según Bruselas, y proseguir con la reforma laboral y la bancaria, además de controlar el gasto de las regiones.

Rate this post

Sobre el autor

Directivos y Empresas

Artículos relacionados

Publicidad

Publicidad

Newsletter





Publicidad

Publicidad

Publicidad

Bolsa


Cotizaciones del Ibex y demás índices, proporcionadas por Investing.com

Publicidad

EDICIÓN IMPRESA

REPORTAJE

REPORTAJE

Publicidad

COP25 MADRID 2019