Accionistas minoritarios requerirán una comisión de investigación técnica sobre Bankia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Sede De Bankia

El despacho de abogados Cremades, que representa los intereses de accionistas minoritarios de Bankia, va a requerir a los poderes públicos la constitución de una comisión de investigación técnica para averiguar qué falló en la entidad.


texto alternativo
Logotipo de Aemec

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El despacho de abogados Cremades, que representa los intereses de accionistas minoritarios de Bankia, va a requerir a los poderes públicos la constitución de una comisión de investigación técnica para averiguar qué falló en la entidad.

«En Inglaterra se hizo. Cuando los tres grandes bancos ingleses fueron intervenidos, la autoridad supervisora del sector financiero creó una comisión técnica, con auditores, accionistas minoritarios, representantes de las entidades y de los poderes públicos y esa comisión proporcionó un informe en el que se dijo con claridad qué es lo que había fallado», ha explicado el abogado Javier Cremades en una entrevista a TVE recogida por Europa Press.

Cremades, que ha precisado que tendrá que ser el Gobierno quien decida donde ubicar dicha comisión técnica (por ejemplo, en el Parlamento), ha indicado que el despacho solicitará información tanto al Banco de España como a Bankia, nacionalizada por el Estado y cuya cotización en Bolsa se ha desplomado un 73% desde su estreno en el parqué el 20 de julio.

«No conozco a ningún accionista que si hubiera tenido la información que debería haber tenido cuando se presentó la oferta de inversión hubiera comprado acciones de un banco quebrado», dijo el abogado, que defiende la reparación económica de la inversión de los minoritarios.

A su parecer, se trata de un fraude «donde la gente se ha sentido engañada y estafada» y «no es normal» que con la presentación de un folleto público y de la supervisión del Banco de España y de la CNMV el banco quiebre a los nueve meses de su salto al parqué.

«No es que la acción haya ido en declive, es que se ha desplomado», denuncia en este sentido el también secretario general de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios (Aemec).

Cremades sostiene que el caso de Bankia «simboliza la quiebra de un sistema» en manos de partidos políticos, sindicatos y representantes empresariales «que no era el adecuado», en contraste con el caso de entidades en las que ha habido accionistas, control y una dinámica de negocio racional.

«A todos los españoles se les dice que hay una oportunidad de inversión y casi 500.000 invirtieron en Bankia. Sin que se haya producido ninguna novedad en su negocio desde entonces, unos meses después la compañía ha sido intervenida y nacionalizada», subraya el abogado.

Al margen de que se depuren responsabilidades entre los gestores de la entidad, Cremades resalta que el interés del accionista minoritario es tratar de recuperar su inversión, «que pueda deshacer aquella operación que no nunca hubiera hecho si hubiera tenido toda la información».

FALTA DE TRANSPARENCIA.

A su parecer, los inversores en acciones de Bankia no dieron su consentimiento informado «porque a la gente no se le informó de que la empresa no estaba bien».

Cremades sostiene que los títulos de la entidad se colocaron entre clientes con perfil conservador que tenían ahorros en renta fija y fueron trasladados a esa inversión con la colaboración de la red comercial.

Tras considerar que la red comercial carece de responsabilidad, sostiene que ha habido una dinámica equivocada y que el perfil inversor es el de un ahorrador conservador que dedicó a acciones de Bankia entre 3.000 y 4.000 euros.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!