Un cambio en el modelo de incentivos es necesario para corregir los excesos en los sueldos a la banca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

La necesidad de cambiar el modelo de incentivos, así como la mejora de la transparencia o el control por parte de los accionistas, son tres de los aspectos decisivos para corregir los excesos en los sueldos de los directivos del sector financiero, según el estudio 'Remuneraciones de consejeros en entidades financieras' del Instituto de Innovación Social de Esade.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La necesidad de cambiar el modelo de incentivos, así como la mejora de la transparencia o el control por parte de los accionistas, son tres de los aspectos decisivos para corregir los excesos en los sueldos de los directivos del sector financiero, según el estudio 'Remuneraciones de consejeros en entidades financieras' del Instituto de Innovación Social de Esade.

Según el informe, la crisis financiera ha modificado el escenario en el que la percepción de la brecha entre ricos y pobres "era eclipsada por la expansión económica".

Así, considera que actualmente existe una sensación generalizada de crítica y malestar hacia los elevados sueldos de los consejeros y directivos financieros, y se denuncia principalmente una "falta de equidad entre las medidas destinadas a recortar sueldos de trabajadores y la carencia de limitaciones de los salarios de consejeros".

De esta manera, el estudio señala que "en el corazón de esta crítica" se encuentra la cuestión sobre cuál es el modelo que puede asegurar el pago en función del desempeño, "un punto esencial para el buen gobierno corporativo".

Además, indica que el principal desafío a la hora de establecer un nivel salarial apropiado para los consejeros parte del riesgo de no poder retener el talento si los salarios son demasiados bajos. Aún así, afirma que "una retribución excesiva puede tener un efecto pernicioso en la calidad del trabajo y el compromiso de algunos consejeros", hasta el punto de que puede fomentar la toma de riesgos innecesarios.

'BONUS EN DIFERIDO', VALORADOS EN LA MITAD DE SU VALOR REAL.

Así, considera que los incentivos salariales resultan efectivos para objetivos a corto plazo, pero no tanto cuando se busca vincular los intereses del consejero y de la compañía a largo plazo. En este aspecto, los incentivos a largo plazo como el 'bonus en diferido' son valorados por parte de los consejeros en la mitad de su valor real, lo que pone en duda la eficacia de este mecanismo a la hora de motivar actitudes beneficiosas para la compañía.

En lo que respecta a la transparencia, el estudio advierte de la "insuficiencia" de la regulación existente en España en este aspecto y en comunicación de información.

Por su parte, en lo que se refiere a la falta de control accionarial, indica que no hay "suficientes mecanismos" a disposición de los accionistas para evaluar y aprobar los salarios y tampoco hay una regulación del Gobierno y los órganos especializados para controlar con efectividad los excesos.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!