Aprender inglés con You can do it!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 

Uno de los propósitos más repetidos cuando se acercan las vacaciones estivales es el de mejorar el nivel de inglés. La profesora y coach Heléna Kurçab se quedó impresionada al llegar a España. Comprobó, con asombro y pesar, la cantidad de tiempo y dinero que los españoles desperdician cada año en este objetivo sin lograrlo.

Los estudiantes que han seguido el método creado por la profesora y coach, Heléna Kurçab, dicen que “si muchos lo conocieran, se ahorrarían miles de euros en academias y viajes al extranjero, que son divertidos pero no garantizan el dominio del inglés”. El método You Can Do It! viene explicado en un libro acompañado de un audio en MP3 que la autora ha grabado con su propia voz. En menos de cien páginas, Helena Kurçab muestra los tres pasos para conseguir una pronunciación perfecta sin moverse de casa y dedicando unos minutos diarios.

En primer lugar, ofrece las pautas para que el lector consiga la motivación y convencimiento de que es posible hablar bien en inglés sin volverse loco en el intento. El segundo paso consiste en aprender sencillas reglas de pronunciación creadas por la autora para hablar definitivamente inglés con la soltura deseada. Los cinco años de experiencia dando clases a estudiantes españoles han permitido a la autora identificar y catalogar los errores que con más frecuencia cometen los hispanohablantes, creando reglas específicas para evitarlos. La autora aporta en el libro 13 fundamentos o bricks (ladrillos) basados en los sonidos de las vocales y sus combinaciones, que resultan ser la llave maestra para pronunciar correctamente inglés. Además, la obra incorpora una lista de palabras “Crazy English” (inglés loco) que no responde a casi ninguna regla pero que, catalogada por la autora, se convierte en una guía perfecta para no equivocarse. A estas dos grandes aportaciones suma las lecciones de pronunciación de las consonantes.

El tercer paso del método consiste en incorporar el inglés a la rutina diaria, convirtiéndolo en un asunto tan básico como la ducha. Con You Can Do It! Los propios estudiantes son capaces de reconocer los fallos y autocorregirse. Cuando Heléna Kurçab llegó a España en 2005, observó cómo los estudiantes españoles dedicaban muchísimo tiempo, esfuerzo y dinero a aprender gramática y vocabulario, pero no a pronunciar. Uno de los problemas detectados por la profesora es que a los españoles les han enseñado a hablar inglés muy mal, “con ladrillos (bricks) o fundamentos fonéticos españoles”. Este hecho, en su opinión, es un gran inconveniente a la hora de dominar el idioma inglés, ya que cada lengua, también la inglesa, tiene sus propios sonidos y fundamentos. La autora recuerda en el libro cómo durante una de sus clases, una alumna española con un nivel avanzado de inglés se echó a llorar, al leer una fila de palabras que se pronunciaban de la misma manera. “Tantos años, tantas academias… ahora sé por qué no me entendían al hablar. ¿No podían habérmelo explicado antes?”, exclamó su alumna. Fueron ellos, sus propios alumnos, los que animaron a esta menuda profesora a escribir su método.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!