Trabajadores de Pescanova cierran filas en torno a su presidente y piden "respeto" para el grupo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
Trabajadores de Pescanova
Los trabajadores de Pescanova han cerrado filas este martes en torno a su presidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, y a la dirección de la empresa, y han solicitado "respeto y reconocimiento" para un grupo que, durante casi 53 años, "creó empleo y riqueza en Galicia, España y en todos aquellos países en los que está presente".

REDONDELA (PONTEVEDRA), 19 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de Pescanova han cerrado filas este martes en torno a su presidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, y a la dirección de la empresa, y han solicitado "respeto y reconocimiento" para un grupo que, durante casi 53 años, "creó empleo y riqueza en Galicia, España y en todos aquellos países en los que está presente".

Operarias de la multinacional han hecho pública la posición de la plantilla a través de la lectura de un comunicado, y sin admitir preguntas de los medios de comunicación. En el escrito, que firman los comités de personal de una docena de filiales, han reclamado que se preserven sus puestos de trabajo.

Asimismo, han mostrado su "confianza y apoyo" a la dirección del grupo, encabezada por su presidente, y han abogado por que, "entre todos" puedan "superar esta situación de crisis en el menor tiempo posible".

Por otra parte, han expresado su "compromiso de trabajo diario" para "asegurar la actividad del grupo", y han reiterado su confianza en que Pescanova conseguirá superar la situación actual.

Finalmente, han agradecido el apoyo de clientes, proveedores y familiares, al tiempo que han reclamado el "cese de las campañas interesadas" que "ponen en riesgo" sus puestos de trabajo.

Por su parte, la empresa no ha querido pronunciarse sobre la lectura de este comunicado, alegando que se trata de un "acto de los trabajadores", y que deben ser ellos los que centren la atención.

La lectura del comunicado se ha llevado a cabo en el exterior de las instalaciones de Pescanova en Chapela-Redondela (Pontevedra), con la presencia de unos 200 operarios de esa planta, que estaban separados de los medios por varias cintas.

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!