Hochtief se desploma un 8% en Bolsa tras anunciar pérdidas su filial australiana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

Hochtief se desplomaba más de 8% en Bolsa tras el anuncio de que Leighton, su filial australiana, cerrará su actual ejercicio fiscal, que concluye el próximo mes de junio, con una pérdida de 427 millones de dólares australianos (unos 312 millones de euros), frente al beneficio de 480 millones de dólares (unos 350 millones de euros) inicialmente estimado.

ESSEN (ALEMANIA), 11 (EUROPA PRESS)

Hochtief se desplomaba más de 8% en Bolsa tras el anuncio de que Leighton, su filial australiana, cerrará su actual ejercicio fiscal, que concluye el próximo mes de junio, con una pérdida de 427 millones de dólares australianos (unos 312 millones de euros), frente al beneficio de 480 millones de dólares (unos 350 millones de euros) inicialmente estimado.

Leighton, controlada en un 54,5% por Hochtief, achaca esta revisión a la baja de sus previsiones al deterioro de varias de sus inversiones y a los problemas que registran algunos de sus proyectos, como la construcción de una desaladora en Victoria y la conexión con el aeropuerto de Brisbane.

La publicación de las nuevas previsiones de filial australiana coincide con el anuncio del relevo del consejero delegado de Hochtief, su accionista de control, del que a su vez ACS es primer socio con un 41% de su capital.

Además, coincide con el anuncio de que el propio consejero delegado de Leighton, Wild Bill, abandonará la compañía cuando el próximo 30 de junio concluya su contrato, pese a que la empresa le ofreció la renovación del mismo.

En cuanto a las previsiones económicas de la firma australiana, en un comunicado su presidente ejecutivo, David Stewart, reconoció que son «muy decepcionantes», si bien defendió que se trata de un ajuste necesario para que los inversores «mantengan su confianza en el futuro de la empresa».

«Queremos dejar a la compañía bien posicionada para que vuelva a la senda de crecimiento a partir del próximo ejercicio», añadió.

El proyecto de conexión ferroviaria al aeropuerto de Brisbane es el que más repercutirá para que Leighton cierre el ejercicio fiscal en 'números rojos', por el retraso en la ejecución de las obras y el incremento de los costes que registra el contrato.

En cuanto a la construcción de la desaladora de Victoria, Leighton explicó que su construcción ha visto afectada por las inclemencias meteorológicas registradas en la zona.

De su lado, la filial para Oriente Medio (Habtoor Leighton Group) restará 200 millones de dólares australianos (unos 146 millones de euros) a las cuentas de Leighton de este año, por el menor flujo de caja de los proyectos que desarrolla en la zona y el menor ritmo de adjudicación de nuevos contratos.

Ante estos imprevistos, Leighton anunció un cambio en su estrategia de selección de proyectos, para mejorar su precisión en el cálculo de riesgos. Asimismo, avanzó que reclamará a las administraciones las indemnizaciones que le correspondan por los problemas surgidos en dichos proyectos.

Con todo, la filial australiana de Hochtief defiende que volverá a generar beneficios, que estima en entre 600 y 650 millones de dólares (unos 441 y 477 millones de euros), en el próximo ejercicio, y defendió su «sólida posición» en el mercado, respaldada por su cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 46.000 millones de dólares australianos (unos 33.600 millones de euros).

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!