El auge del comercio electrónico en Francia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

.

texto alternativo
 

Quizás sea mucho decir, pero el e-commerce en el país galo tendrá el mismo peso económico que el sector aeronáutico o el de las telecomunicaciones al término de 2012.  


texto alternativo
 

El mercado del e-commerce ha experimentado estos últimos años una expansión muy rápida en Francia. La venta electrónica alcanzó los 36.200 millones de euros en 2010, de los cuales 31.000 millones corresponden únicamente al comercio electrónico. En el primer semestre de 2011, la facturación del conjunto de páginas web de venta online creció un 20% con respecto al mismo semestre de 2010, logrando 17.500 millones de euros.

Hoy en día, Francia cuenta con alrededor de 90.000 páginas web comerciales, lo que representa unas 20.000 web más en un año. El índice iCE 40, destinado a medir el desarrollo de páginas web líderes de venta online, constató durante el primer trimestre de 2011 un aumento del 11% en comparación al de 2010. En Francia, este sector genera casi 60.000 empleos directos o indirectos.

Francia constituye un mercado de primer nivel para las empresas extranjeras. Prueba de ello son las instalaciones de la base logística de almacenaje y expedición de la firma estadounidense Amazon. Ubicadas en Montélimar desde 2010, Amazon creó así 500 puestos de trabajo en la Drôme. Además, este es el segundo centro logístico de Amazon implantado en Francia, después del de Saran (Loiret – 200 empleos).

 El sector francés del e-commerce está estructurado en dos categorías comerciales:

–       Las web dedicadas a la venta online, como eBay (9,1 millones de visitas únicas al mes en el primer trimestre de 2011), PriceMinister (7,8 millones de visitas), comprada recientemente por la empresa japonesa Rakuten, o Living Social France (cupones en grupo) propiedad de la compañía francesa Dealissime desde el primer semestre de 2011.

–       Prestigiosos especialistas de la venta por correspondencia, como Amazon (9,1 millones), La Redoute (6,5 millones), 3 Suisses (5,3 millones), la Fnac (6,9 millones), Voyages-Sncf (6,9 millones) o Carrefour (6,4 millones). (fuente: Mediamétrie/Netratings).

Según la Federación Francesa de Venta a Distancia (FEVAD), el comercio electrónico debería facturar 45.000 millones de euros en 2012, es decir, el mismo peso económico que la industria aeronáutica o las telecomunicaciones. En el futuro, la venta de productos inmateriales corresponderá a los bienes audiovisuales descargables y a los servicios intangibles en internet (banca y seguros).

Mira nuestras
Últimas noticias relacionadas
¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Suscríbete a nuestra revista!